OPINIÓN DEL LECTORCartas al director
i

Ahora, el Poblenou

Como amante de las fiestas mayores que marcan el verano en la ciudad, no puedo dejar de preocuparme por la actitud de un grupo de incívicos, amparados en muchos casos por fuerzas políticas y entidades vecinales, que ven una oportunidad en las fiestas y en su cobertura mediática para politizarlas. Si en Gràcia y en Sants los actos no festivos reivindicativos amenazan el espíritu de las fiestas, debemos comenzar a sufrir por las del Poblenou. Resulta paradójico que la Asociación de Vecinos y entidades que viven de las subvenciones de la Administración, pese a sus aires de autogestión, quieran hacer de las fiestas un marco político de confrontación con los vecinos que no pensamos igual, pero que actuamos de forma civilizada.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 21 de septiembre de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50