Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE negocia con sus socios la Ley de Defensa ante la reticencia del PP

El Grupo Socialista y el Ministerio de Defensa se afanaban anoche para garantizar la aprobación mañana de la Ley de Defensa Nacional, ante la casi total seguridad de que el PP no la apoyará. Los socialistas tienen prácticamente asegurada una amplia mayoría absoluta, ya que la previsión es que se repita la votación de la Comisión de Defensa, en la que apoyaron al PSOE los grupos de Izquierda Verde, Convergència i Unió, Esquerra Republicana de Catalunya, Coalición Canaria y parte del Grupo Mixto. El BNG y el PNV se abstuvieron, mientras el PP votó en contra, una posición que, según fuentes de este grupo, se mantenía ayer.

El ministro de Defensa, José Bono, había alcanzado un pacto con el presidente del PP, Mariano Rajoy, para que los dos grandes partidos dieran su apoyo a esta ley, que consagra la necesidad de que las Cortes autoricen las operaciones militares en el exterior decididas por el Gobierno. Sin embargo, a última hora, el PP dio por roto el pacto por una "diferencia lingüística" con una conjunción copulativa, en palabras de su portavoz de Defensa, Fernando López Amor.

El PP asegura haber pactado con el PSOE que las misiones de las Fuerzas Armadas en el exterior "estén amparadas o sean conformes con resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas". Sin embargo, el texto final dice "amparadas y conformes".

Jesús Cuadrado, portavoz del PSOE, considera "poco defendible" que el PP quiera "rebajar el amparo de la ONU" en las misiones internacionales, y cree que la oposición sólo insiste en defender la decisión del anterior Gobierno de apoyar la guerra de Irak a pesar de que no fue apoyada por el Consejo de Seguridad.

Además, el PP presentó ayer una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Tropa y Marinería por considerar que se hace sin consenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005