Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cierval crea una mesa empresarial para tratar la falta de agua

El foro acoge a las federaciones agrícolas y a los responsables de infraestructuras

Rafael Ferrando, presidente de Cierval, acudió el pasado sábado a la manifestación convocada en Alicante para exigir que se mantenga el actual trazado del trasvase entre el Júcar y el Vinalopó. Pero ayer, ante los órganos de gobierno de la patronal autonómica, propuso la creación de una Comisión de Trabajo del Agua para abordar la carencia de agua en el seno de un foro estrictamente empresarial.

El comité ejecutivo y la junta directiva de Cierval aprobaron la iniciativa formulada por Ferrando para constituir una mesa técnica que debe fijar la postura de la patronal autonómica sobre la gestión del agua en territorio valenciano. La mesa estará compuesta por el presidente y los vicepresidentes de Cierval; los presidentes de las tres organizaciones provinciales de empresarios agrícolas (Federación Provincial de Agricultores y Ganaderos de Castellón, Asociación Valenciana de Agricultores y Jóvenes Agricultores de Alicante); y los responsables de las comisiones de trabajo de la patronal para las áreas de Infraestructuras y Ordenación del Territorio.

"El objetivo de esta comisión es manifestar la unidad empresarial en pro del desarrollo económico de la Comunidad Valenciana y en aras del bien común", reza la nota oficial. Pero las federaciones provinciales de empresarios agrícolas mantienen posturas divergentes en torno al cambio de trazado del trasvase desde el Júcar al Vinalopó.

La junta directiva de Cierval expresa, en la misma nota oficial, "preocupación por la inseguridad jurídica que produce el cambio o paralización de proyectos aprobados y en ejecución". Y pide a las administraciones implicadas que "no tomen ninguna decisión que conlleve consecuencias irreversibles" antes de que Cierval emita una postura conjunta. Hoy está convocada la primera reunión de la mesa empresarial del agua.

Por su lado, la Diputación de Alicante libró ayer un nuevo capítulo de la guerra del agua. El PP anunció que elevará al pleno del jueves una moción similar a la aprobada por unanimidad en el hemiciclo provincial el 27 de julio donde se reclama el trasvase Júcar-Vinalopó en los tramos previstos por el gobierno de Aznar. Sin embargo, el portavoz del PSPV, Antonio Amorós, avanzó que su formación no apoyará la nueva propuesta por considerarla "teatro y juego político". El socialista justificó el cambio de postura en base a los nuevos informes técnicos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 14 de septiembre de 2005