Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

'Rolling Stone' publica la nota del suicidio de Hunter S. Thompson

La revista neoyorquina Rolling Stone publica en su nuevo número lo que su biógrafo oficial y albacea literario, Douglas Brinkley, considera como la nota de suicidio del autor de Miedo y asco en Las Vegas, que se disparó un tiro el 20 de febrero, en su rancho fortificado de Aspen, Estado de Colorado. La revista, que fue el principal medio periodístico de Hunter S. Thompson, ofrece una detallada crónica de su estruendoso funeral, que será publicada por la edición española en octubre.

Según Brinkley, la carta se escribió el 16 de febrero y estaba destinada a la joven esposa del autor, Anita, aunque parece pensada para explicar su situación personal al resto del mundo. Bajo el título de La temporada de fútbol ha acabado, dice así: "No más juegos. No más bombas. No más paseos. No más diversión. No más nadar. 67 años. Han pasado 17 de los 50. Son 17 años más de los que yo quería o necesitaba. Aburrido. Estoy siempre insoportable. No soy divertido para nadie. Te estás volviendo codicioso. Compórtate de acuerdo con tu avanzada edad. Relájate, no te va a doler".

La fecha de la nota revela que Thompson ya estaba decidido a acabar con su vida, aunque su hijo y su nieto habían acudido a hacerle compañía: llevaba meses sufriendo grandes dolores debido a una pierna rota y una operación de cadera. Según el biógrafo, Hunter era un fanático del fútbol americano y solía sentirse deprimido en febrero, cuando la National Football League se apagaba. Thompson nunca ocultó sus pasiones, que, aparte del deporte, incluían el alcohol, el rock, las drogas y las armas de fuego: su variación sobre el nuevo periodismo, que él denominaba "gonzo", situaba al reportero en el centro de la historia, en unas narraciones donde se mezclaban la realidad, las alucinaciones y la ficción. El pasado 20 de agosto, seis meses después de dispararse una bala en la boca mientras atendía a una llamada telefónica de su esposa, el recuerdo de Thompson convocó a unos trescientos amigos.

Funeral costoso

De acuerdo con sus planes, inmortalizados en un documental rodado por la BBC, sus cenizas fueron dispersadas con un cañón, mientras sonaba su canción favorita (Mr. Tambourine Man, de Bob Dylan). El disparo del artefacto, inevitablemente bautizado como "el cañón gonzo", fue acompañado por una exhibición de fuegos artificiales. El costoso funeral, que incluyó un dispositivo de autobuses, un escenario, un bar y un servicio de seguridad para evitar una invasión de intrusos, fue pagado por el actor Johnny Depp, que encarnó a Thompson en la versión cinematográfica de Miedo y asco en Las Vegas, estrenada por Terry Gillian en 1977. Entre los invitados estaban músicos (Lyle Lovett, David Amram, John Oates), actores (Depp, Josh Hartnett y Bill Murray) y dos de sus escasos amigos en el mundo de la política, ambos fracasados en sus ambiciones presidenciales, los senadores John Kerry y George McGovern.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de septiembre de 2005