_
_
_
_
EDICIÓN

Google Print pide a editores de países europeos permiso para escanear libros

Google no desea que en la biblioteca universal se hable sólo inglés. Un año después del inicio del escaneo de libros para crear su biblioteca universal, el buscador Google ha solicitado a editores de España, Francia, Italia y Alemania, entre otros, que le remitan textos que desean sean incluidos en Google Print.

Aunque el proyecto incluía ya obras en unos 100 idiomas -procedentes de editoriales de Canadá, EE UU y Australia-, su base de datos es fundamentalmente anglosajona.

La amenaza de una biblioteca digital universal dominada por obras anglosajonas motivó la alerta de otras culturas. El Gobierno de Francia promovió una iniciativa similar para las culturas europeas.

Google informa que se ha dirigido a las editoriales Planeta, Anaya (España), De Boeck, Editions De L'Eclat (Francia), Springer Science, Business Media (Holanda), Giunti Editore (Italia) y Mare Buchverlag (Alemania).

Más información
Google vuelve a digitalizar libros empezando por obras no protegidas

También avanza la iniciativa europea, avalada por Francia, Alemania, Italia, España, Polonia y Hungría. La pasada semana se reunieron en París 40 personas del mundo editorial, industrial y bibliotecario. Se crearon grupos de trabajo sobre los contenidos que deben ser digitalizados, los aspectos técnicos y financieros.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_