El PP acusa al Gobierno de frenar la Ley Integral por falta de medios

El PP acusó ayer al Gobierno de hacer "pura propaganda" con la Ley Integral contra la Violencia de Género, aprobada por unanimidad el pasado diciembre. Susana Camarero, portavoz de la Comisión Mixta de los Derechos de la Mujer y de Igualdad de Oportunidades del grupo popular afirmó que el Ejecutivo frena la aplicación de la norma al no dotarla "de más presupuesto y medios", informa Servimedia. Al analizar la situación (42 mujeres muertas a manos de su pareja o ex pareja en lo que va de año), la diputada popular aseguró: "El Gobierno dice que incrementará el número de policías y guardias civiles para combatir el problema, pero la dotación policial es la misma".

Por su parte, Elvira Suanzes, diputada popular en las Cortes valencianas, solicitó ayer más recursos al Gobierno central y contrapuso la acción del Consell, "que en 2005 destina seis millones de euros" para atajar el problema frente "a los diez millones de euros que el Gobierno dedica a implantar la ley en toda España". Suanzes afírmó que, desde que gobierna el PSOE, a "los socialistas valencianos ya no les interesa contabilizar las víctimas de malos tratos, como cuando gobernaba el PP" y acusó al PSPV de "doble moral".

600 euros en Galicia

En Galicia, Anxo Quintana, vicepresidente de Igualdad y Bienestar de la Xunta anunció ayer la aprobación de un "salario de la libertad" de 600 euros mensuales para las mujeres maltratadas, informa Servimedia. Esta paga, cuya duración no concretó Quintana y que busca propiciar la autonomía económica de las víctimas, se completará con otras medidas. Ahora, el Estado garantizaba a las maltratadas ayudas de 360 euros mensuales durante un máximo de 10 meses. El vicepresidente de la Xunta calificó la violencia de género como "terrorismo doméstico" y justificó la creación de esta paga para romper "la dependencia económica" de muchas víctimas que "les impide denunciar su situación". Esta iniciativa, agregó, indica que, "además de palabras, hacen falta hechos".

Por otra parte, el juez sustituto del Juzgado de Violencia contra la mujer de Palma de Mallorca ordenó el ingreso en prisión de Gregorio G. P., de 45 años que supuestamente asesinó por asfixia a su esposa, Josefa Rodríguez, el pasado jueves. En Puebla de Sanabria (Zamora), la Guardia Civil informó ayer de la detención de un hombre de 30 años al que su ex compañera sentimental había denunciado el sábado por agresiones físicas y amenazas de muerte. En la Comunidad Valenciana las detenciones por agresiones se han multiplicado en el último fin de semana. Sólo en la ciudad de Valencia afloraron siete casos. En Elche (Alicante) dos hombres y dos mujeres han sido detenidos en las últimas 48 horas. En un caso, ambos miembros de la pareja sufrieron agresiones durante una pelea. La policía también detuvo a un hombre que tiró al suelo a su ex novia en la calle, a la que siguió al salir ella del trabajo.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción