Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CINE

García de Leániz filma los límites del bien y el mal

Se ha mantenido siempre a la sombra, en la sala de máquinas de la productora La Iguana. Pero 'La noche del hermano', la película que hoy estrena, era, como él dice, un "ahora o nunca"

Santiago García de Leániz ha decidido hacer lo que siempre había querido y por lo que se metió en el mundo del cine. "Soy productor por accidente", reivindica el ahora director, "pero cuando empezamos, alguien tenía que hacer ese trabajo". Para su ópera prima ha contado con Joan Dalmau, Luis Tosar, y con Iciar Bollaín, de cuyas películas ha sido productor: "No quería perdérmelo, quería devolverle el apoyo moral que me ha prestado durante todos estos años", comenta la directora de Te doy mis ojos.

La noche del hermano es una suerte de thriller psicológico en el que un oscuro parricidio da origen a la trama. Álex (Pablo Rivero, actor de la serie Cuéntame) asesina a sus padres para robarles el dinero y huir con su chica. Jaime (Jan Cornet, que hace de hermano pequeño y protagonista) no estaba presente y sobrevive a la tragedia. El hermano parricida termina en la cárcel y Jaime se sumerge en una vida aciaga y tediosa de la que sólo logrará evadirse a través del amor a una chica (María Vázquez). La historia se irá volviendo más enrevesada y la dificultad del protagonista para distinguir entre la verdad y la mentira se convertirá en el eje de la narración.

MÁS INFORMACIÓN

García de Leániz no vacila ante el resultado de su trabajo: "Me ha salido la película que quería hacer; he contado lo que quería contar". Luis Tosar también está encantado con su papel, un turbio empresario de la noche, cerebro a la sombra del parricidio y al que su opaca personalidad, como a la mayoría de los que intervienen en la historia, confiere un aura inquietante que pende olvidada entre el bien y el mal . El actor, que ha participado en las películas Flores de otro mundo y Te doy mis ojos -ambas de Iciar Bollaín-, celebra entre risas los rasgos psicológicos de su personaje: "Ya era hora de que me dieran un papel con menos conflicto personal que los que hago siempre con Iciar". Añade que Lorenzo, su personaje, "es un tío simpático y entrañable" que le ha brindado "la oportunidad de cantar un bolero en la gran pantalla". Así que todos contentos.

Del escenario murciano García de Leániz dice que "tiene una luz increíble y el paisaje es tan bonito que el problema es decidir qué dejar fuera". Y también habla de lo que la cámara no muestra, pero que desde lo implícito construye la narración: "Hay muchas cosas que no salen. Conozco bien la historia que no se muestra de cada personaje. Preparamos bien sus biografías. Pero una vez encaja todo, hay que olvidar esas ramificaciones. Ha sido una experiencia devastadora pero muy bonita".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 26 de agosto de 2005