Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía de Francfort investiga al presidente del Commerzbank

Las autoridades estudian su implicación en un caso de blanqueo

La fiscalía de Francfort ha ampliado las investigaciones que está llevando a cabo en el Commerzbank por un presunto delito de blanqueo de dinero al presidente de la entidad, Klaus-Peter Müller, que también es el principal responsable de la Federación Alemana de Bancos (BDB). Por este asunto ya dimitió a mediados de julio el consejero del cuarto banco de Alemania, Andreas de Maizière.

Klaus-Peter Müller fue, hasta 1999, responsable de los negocios del Commerzbank en Rusia. Las autoridades de Justicia de Alemania, Suiza y Liechtenstein investigan una trama de blanqueo de dinero relacionado con la privatización, en los años noventa, de compañías rusas de telecomunicaciones, en la que se sospecha que participaron empleados del Commerzbank.

Éstos usaron presuntamente una empresa fantasma luxemburguesa llamada First National Holding, para lavar al menos 170 millones de dólares que posteriormente fueron invertidos de nuevo en participaciones en compañías rusas de telecomunicaciones.

El Commerzbank llevó, entre 1996 y 2001, los negocios de First National Holding a título fiduciario por encargo de un abogado danés. Se sospecha que este abogado era el testaferro del ministro ruso de Telecomunicaciones, Leonid Reiman, aunque ambos lo niegan. Se sabe también que Müller comió con ellos al menos una vez, en julio de 1998.

Los consejos de administración y de vigilancia del Commerzbank consideraron ayer "absurdo" que la investigación se haya ampliado a Müller y cuentan con que no se encuentren manchas en el pasado de su presidente. "El supervisor financiero conoce los hechos y el papel de Müller en estos negocios desde abril de 2004", comunicó el banco.

En el último mes, el Commerzbank ha sido objeto de continuos registros policiales en sus oficinas y los domicilios de algunos de sus empleados. El pasado 25 de julio dimitió el consejero Andreas de Maizière, por "motivos personales", aunque un portavoz de la entidad aseguró también que de Maizière "asume su responsabilidad por los errores de sus subordinados". Maizière fue responsable del Commerzbank banco en Europa central y oriental, y la fiscalía cree que está implicado en el grupo de responsables de esta operación, informa Efe.

El Commerzbank es la cuarta entidad bancaria de Alemania, y el pasado año obtuvo un beneficio neto de 393 millones de euros (509 millones de dólares).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 14 de agosto de 2005