Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Plan de emergencia para Cazorla

La Junta de Andalucía dio ayer por extinguido el último incendio de los tres declarados en el parque natural de Cazorla, Segura y Las Villas (Jaén) y que, desde el pasado domingo, han calcinado casi 6.000 hectáreas de alto valor ecológico. El presidente andaluz, Manuel Chaves, visitó ayer las zonas siniestradas y anunció la aprobación de un plan de emergencia con medidas de regeneración forestal y promoción turística. La ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, añadió que los municipios afectados se beneficiarán de las ayudas contempladas en los decretos aprobados tras el incendio de Guadalajara.

Tras la extinción del incendio que afectaba a los municipios de Villanueva del Arzobispo y Santiago Pontones, próximo al área turística del pantano del Tranco y Coto Ríos, el balance de las hectáreas calcinadas asciende a 5.406. Los otros dos incendios, el del paraje de Valdemarín, en Orcera, y La Tovilla, en Segura de la Sierra y Santiago Pontones, suman otras 500 hectáreas arrasadas.

El presidente andaluz, que se reunió en Cortijos Nuevos con los alcaldes y empresarios de los municipios afectados, adelantó que en el próximo Consejo de Gobierno de la Junta, previsto para el 30 de agosto, se presentará y aprobará un plan de emergencia que incluirá medidas de carácter medio ambiental, además de otras dirigidas a "impulsar y promocionar la imagen turística" del parque natural más grande de España, con 214.000 hectáreas.

Los tres incendios, que obligaron a evacuar a unas 1.500 personas, se originaron en la tarde del domingo después de que una tormenta seca descargara más de 550 rayos, provocando de manera simultánea 21 focos.

Durante estos días han trabajado más de 500 especialistas en extinción y 42 aeronaves, 19 de ellas facilitadas por el Ministerio de Medio Ambiente

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de agosto de 2005