Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL PROCESO DE PAZ EN EL ULSTER

Un preso veterano para un anuncio sin precedentes

El IRA ha escogido cuidadosamente a un veterano para leer el comunicado más importante, en el que la organización anuncia el fin de la lucha armada. Seanna Walsh tiene pedigrí republicano: de sus 46 años de edad pasó 22 en prisión; fue amigo de Bobby Sands -símbolo de la organización, que falleció en 1981 durante una huelga de hambre- y no tiene delitos de sangre. "Es la cara presentable que el Sinn Fein utiliza cuando desea dar credibilidad a algo", asegura un especialista en el conflicto norirlandés.

Walsh fue liberado tras los acuerdos de Stormont en 1998 y ahora es un miembro destacado del Sinn Fein, el brazo político del IRA. Walsh, considerado un aparatchik próximo a las tesis de Gerry Adams, fue el líder los presos del IRA hasta su liberación y uno de los dirigentes de la llamada revuelta de las mantas de 1973 en la prisión de Maze.

Cuando tenía 16 años fue detenido tras el asalto a un banco (método de financiación empleado por el IRA) y condenado a cinco años. Fue su primera visita a Maze, donde fueron recluidos los principales presos de la organización republicana. Allí conoció a Bobby Sands, de quien se hizo muy amigo, un dato al que el Sinn Fein da especial relevancia en la construcción de la biografía oficial de Seanna Walsh.

Nacido en el este de Belfast, Walsh tiene una historia de violencia, como muchos católicos del Ulster: su bisabuelo murió asesinado por unidades especiales cuando se fundó Irlanda del Norte.

Salió de prisión en 1976, pero a los tres meses fue detenido de nuevo por la posesión de un rifle. Esta vez fue sentenciado a 10 años de prisión. Regresó al Bloque H de Maze, donde se reencontró con Bobby Sands, y es cuando se negó a vestir el uniforme de preso y se erigió en líder de la protesta de las mantas que había empezado unos meses antes. Liberado a los siete años y siete meses, contrajo matrimonio con Sinead Moore, ex presa del IRA, y tuvo con ella dos hijas. Cuando fue detenido por tercera vez, la menor tenía dos semanas. Le descubrieron material para fabricar bombas. Fue condenado a 22 años. En la prisión de Crumlin Road (Maze) se convirtió en el líder de los presos del IRA y en una referencia en el movimiento republicano.

"Tiene galones, jamás ha participado en el asesinato de un protestante y es un hombre del aparato. No es un crítico con la organización. Su elección para leer el comunicado es parte de una coreografía muy cuidada", dice el experto.

En agosto de 2004, Walsh dijo sobre la exigencia de decomisar las armas del IRA: "No pueden decomisar el conocimiento [de hacer bombas]. Lo importante es nuestro compromiso para la paz y la política". Y sobre Maze y la lucha armada, declaró en las mismas fechas: "No creo que los fantasmas del pasado puedan ser exorcizados; de alguna manera siguen sobre mi hombro".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 2005