Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un ex consejero de la Generalitat, imputado por malversación

Las investigaciones judiciales del denominado caso Turismo, la presunta desviación de las subvenciones que repartió el Consorcio de Turismo de Cataluña, han dado a conocer un nuevo episodio de malversación de fondos públicos durante la gestión de Convergència i Unió (CiU) en la Generalitat. El juez que instruyó el caso Turismo, cuyo fallo se hará público en septiembre, anunció ayer la imputación del ex consejero de Trabajo Ignasi Farreres, de Unió Democràtica de Catalunya (UDC). Farreres, además, fue el presidente de este partido federado con Convergència, y dimitió de este cargo cuando estalló otro de los casos de corrupción durante los Gobiernos de CiU, el caso Pallerols, de presunta financiación irregular de UDC.

El auto judicial imputa al ex consejero por prevaricación, malversación de fondos públicos y falsedad documental por la adjudicación durante su mandato de cuatro estudios a dos empresas dirigidas por militantes de su partido, UDC, que además están imputados por el caso Turismo. Las dos empresas facturaron, en 1995 y 1996, entre 5.500 y 6.000 euros por cada uno de los cuatro informes. Únicamente llegaron a presentar uno, que el auto judicial lo define como un "burdo plagio" de documentación ya existente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de julio de 2005