La UE y Marruecos firman un acuerdo de pesca más modesto que el anterior

Los barcos que podrán faenar en aguas marroquíes serán 138, y las ayudas a Rabat, 144 millones

Bruselas y Rabat suscribieron ayer un nuevo acuerdo pesquero cuatro veces más modesto que el anterior en número de barcos y en compensación financiera. A partir del 1 de marzo próximo, 138 barcos pesqueros europeos podrán volver al caladero marroquí, de los que un centenar serán españoles, mayoritariamente andaluces. El acuerdo, seis años después de acabar el anterior, se ha logrado en un tiempo sorpresivamente rápido, en medio de un ambiente cordial; incluye la cooperación política permanente en materia de pesca y ha contado con la activa participación de negociadores españoles.

La mala situación biológica de los mariscos, los camarones y los cefalópodos en el caladero marroquí ha obligado a dejar fuera del acuerdo a estas especies que hasta 1999 pudieron pescar los europeos en aguas marroquíes. "Ahora parece que se están recuperando esas especies", explicó ayer César Deben, negociador por parte de la Comisión Europea. "El año pasado el Gobierno de Marruecos tuvo que hacer una parada biológica de ocho meses", añadió.

La necesidad de firmar un acuerdo más responsable y sostenible fue destacada tanto por el comisario europeo de Pesca, Joe Borg, como por el ministro de Comercio marroquí, Mustafá Mechahuri, que encabezó la delegación negociadora de su país.

Menos especies a pescar, menos barcos y menos dinero. En total, un máximo de 138 barcos europeos podrán faenar en aguas marroquíes, excluidas las mediterráneas e incluidas las del Sáhara Occidental, que ambas partes consideran bajo administración de Rabat. Gracias al acuerdo anterior, que estuvo vigente entre 1996 y 1999, pudieron faenar en esas aguas hasta 629 barcos. La compensación financiera que pagará la UE será también cuatro veces menor: 144 millones de euros frente a los 500 millones del pasado.

El nuevo acuerdo reviste una especial importancia para España, el país más beneficiado con diferencia. Fue el secretario general español de Pesca Marítima, Juan Carlos Martín Fragueiro, presente en las negociaciones, el que aventuró la cifra del centenar de barcos españoles que volverán a las aguas magrebíes. "De los 396 buques españoles que se beneficiaron del anterior acuerdo con Marruecos, quedan vivos, tras la reestructuración, 131 que están faenando ya en otros caladeros, pero que podrán volver, casi todos ellos, a Marruecos".

Además de Portugal, hay otros países que quieren participar en la pesca de pelágicos, como Holanda, los países bálticos, Francia y Polonia. Sin embargo, Martín Fragueiro aseguró estar convencido de que se van a poder atender todas las demandas de las comunidades autónomas, aunque se da por hecho que la más beneficiada será la flota artesanal andaluza, que sufrió un duro golpe con la ruptura de las negociaciones, en 2001. Sólo en dos años (2000 y 2001), los armadores y las tripulaciones españolas afectadas recibieron 170 millones de euros.

Cooperación política

Los 144 millones de euros que percibirá Rabat en virtud de este nuevo acuerdo se destinarán a modernizar la propia flota marroquí. "Vamos a acometer proyectos científicos conjuntos y cambios importantes en nuestras pesquerías, como la reducción de las redes de enmalle de deriva", explicó Mustafá Mechahuri. "Aún más importante que el número de barcos o la compensación financiera", aseguró César Deben, "es que en el acuerdo hay una cláusula de cooperación política. Por ejemplo, se ha aprobado un proceso de intercambio de información y de consulta por ambas partes antes de cualquier cambio de una política que concierna a la pesca". El ministro Mechahuri resumió ayer el acuerdo en "un resultado satisfactorio logrado en un tiempo récord".

El sector pesquero andaluz acogió ayer con satisfacción el nuevo acuerdo pesquero con Marruecos. El presidente de los armadores andaluces, Pedro Maza, insistió en que "lo más importante es que se ha llegado a un nuevo acuerdo, cuando nadie esperaba hace un año que pudiese suceder". Para Maza, "el acuerdo es favorable, aunque se trata de un convenio de mínimos del que se esperaba mucho más", en referencia al escaso número de licencias, informa Cándido Romaguera.

Por su parte, el patrón mayor de la cofradía de pescadores de Algeciras, Francisco Soler, se mostró cauto y dijo que "habrá que esperar a ver cuál es la distribución de las licencias, porque en el caso de este puerto, serían necesarias 30, por lo que algún barco estamos seguros de que va a quedarse fuera". La ministra de Agricultura, Elena Espinosa, también mostró su satisfacción por el acuerdo alcanzado "duro y difícil" que se ha conseguido gracias a la mejora de las relaciones entre España y Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 28 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50