Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Al menos 50 talibanes mueren en combate en el sur de Afganistán

Kandahar / Bagram

Al menos 50 supuestos talibanes murieron el lunes tras una operación militar de las fuerzas afganas y de Estados Unidos en la provincia de Oruzgán, en el centro de Afganistán, y unos 350 kilómetros al suroeste de Kabul, informó ayer el gobernador de Oruzgán, Yan Mohamed Jan.

Los soldados estaban patrullando cerca de la localidad de Deh Rawood, a 400 kilómetros al suroeste de Kabul, cuando fueron "atacados por combatientes enemigos". Un comunicado del Ejército de EE UU precisó que lanzaron un ataque aéreo para acabar con la insurgencia. Un portavoz de los talibanes, Abdul Latif Hakimi, confirmó ayer que "nuestra principal base en Oruzgán fue destruida por bombardeos norteamericanos". Hakimi habló, sin embargo, de "cuatro talibanes muertos", y aseguró que los insurgentes habían matado a 28 policías y militares afganos. EE UU no publicó cifra oficial del número de fallecidos.

Por otra parte, unas 2.000 personas se manifestaron frente a la base estadounidense de Bagram, en las proximidades de Kabul, para pedir la liberación de seis hombres detenidos el lunes. "Muerte a América", gritaban los manifestantes. Responsables del Ejército de EE UU debían entrevistarse con dirigentes locales "para responder a las inquietudes de la población".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 2005