La Junta andaluza premia a Fosforito con la mítica Llave de Oro del Cante

La Junta de Andalucía aprobó ayer conceder al cantaor Antonio Fernández Díaz, Fosforito, la mítica Llave de Oro del Cante. Se trata de un premio legendario dentro del mundo del flamenco que fue instituido en el siglo XIX por un grupo de aficionados malagueños. La Consejería de Cultura registró a su nombre el histórico galardón en 1984. Fosforito (Puente Genil, Córdoba, 1932) se une con este premio a la pequeña nómina de artistas del flamenco que lo recibieron con anterioridad: Tomás el Nitri, en 1868; Manuel Vallejo, en 1926; Antonio Mairena, en 1962, y Camarón de la Isla, que lo obtuvo, a título póstumo, en 2000.

Fosforito inició muy joven su trayectoria profesional a lo largo de los pueblos y ferias de toda Andalucía. En 1956 se presentó al I Concurso de Córdoba, donde consiguió todos los premios y llamó la atención por su conocimiento de estilos. El artista ha llevado el flamenco a Europa, América, Asia y África. Entre sus numerosos galardones figuran el Premio Nacional de Cante de la Cátedra de Flamencología de Jerez, el Compás del Cante y el Premio Ondas.

La obra de Fosforito reúne 26 discos que dan cuenta de un portentoso dominio de todos los estilos del flamenco. Muchas de las variantes cultivadas por el artista cordobés son fruto de su talento. Fosforito recreó algunos cantes, como el polo, que popularizó a partir de 1956, el zángano, la debla y el taranto de Almería. El cantaor también dejó su sello con una aportación sobresaliente a los estilos malagueños, las variantes mineras, los cantes de temporada y las soleares apolás, cantiñas y tangos de Triana y Cádiz.

"Me emociona y no tengo palabras. Es algo muy gordo. No he soñado con este premio ni he luchado por él. Siento una emoción diferente teniendo en cuenta que estoy en el otoño de mi vida artística y física", afirmó ayer Fosforito, mostrando su satisfacción por el galardón. El cantaor recordó su "lucha codo a codo con Antonio Mairena en todos los festivales importantes" en defensa de la relevancia artística del flamenco. "Llevo más de 60 años de cantaor y he recorrido Arabia, Japón, EE UU, todos los países del mundo... He dado tantas vueltas al mundo cantando", agregó el artista.

La Junta aprobó la concesión del premio en la reunión de su Consejo de Gobierno celebrada en el Palacio de San Telmo, en Sevilla. "La labor realizada por este artista cordobés en la dignificación y universalización del flamenco, la relevancia de sus aportaciones creativas y su contribución a la revitalización de estilos en desuso constituyen algunas de las razones que justifican el acuerdo adoptado hoy [por ayer]", señala el Gobierno andaluz.

"Recogiendo la opinión de aficionados, especialistas e instituciones, el Gobierno andaluz subraya con este galardón el papel de Fosforito como maestro indiscutido entre sus compañeros de profesión", rubrica el acuerdo de la Junta. La Diputación Provincial de Málaga formalizó el pasado febrero la petición del galardón.

La consejera de Cultura, Rosa Torres, recordó el apoyo a esta iniciativa de las "diputaciones de Córdoba, Granada y Sevilla, de 150 peñas y de grandes nombres del flamenco". "Los flamencos catalogan a Fosforito como el señor del cante", concluyó Torres.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 26 de julio de 2005.