Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

France Télécom pagará el 50% del precio de Amena en efectivo

El grupo entregará un 4% de su capital a los socios de Auna

France Télécom (FT) comprará Amena mediante el pago en metálico del 50% del precio, una vez descontada la deuda (2.500 millones de euros), hasta un máximo de 4.000 millones. El grupo francés abonará otro 30% en acciones, alrededor del 4% de su capital. El 20% restante de Amena quedará en manos de los actuales accionistas, aunque FT se compromete a la compra de esas acciones en tres años.

Los socios de referencia de Auna (Santander, Endesa y Unión Fenosa) y la compañía semipública francesa perfilan los detalles del acuerdo de venta de Amena, la división móvil del grupo, valorada en 10.600 millones de euros. Según fuentes conocedoras de la operación, el acuerdo sellado entre ambas partes incluye el pago en metálico por France Télécom del 50% del precio total convenido una vez descontada de la deuda, que se acerca a los 2.500 millones de euros, y que asume también el grupo francés. De esta forma, el desembolso en efectivo rondará los 4.000 millones de euros.

El grupo francés pagará otro 30% con la entrega de acciones propias, lo que representa alrededor del 4% de su capital, con el compromiso de que los socios de Amena no puedan vender estos títulos en los próximos 18 meses.

Como contrapartida ante un mal comportamiento de la cotización del grupo francés se estudia la introducción de una cláusula de recompra automática de esos títulos, con una prima sobre el precio actual.

El otro 20% del capital quedará en manos de los actuales accionistas, aunque éstos tendrán derecho a vender esas acciones a France Télécom si lo desean, en un plazo entre uno y tres años, a la valoración actual más una prima.

Resto de accionistas

Santander, Endesa y Fenosa, que mantienen el 83,7% del capital, se comprometen a ofrecer al resto de los accionistas (fundamentalmente cajas de ahorros) adherirse al acuerdo de venta sellado con France Télécom en las mismas condiciones.

Aunque ambas partes alcanzaron un principio de acuerdo el pasado jueves, tampoco ayer se formalizó la venta, que ayudará a despejar algunos puntos como la financiación a la que piensa recurrir el endeudado ex monopolio telefónico francés. Bruselas investiga actualmente la inyección de 9.000 millones que hizo el Estado francés, propietario del 34,9% del capital de la operadora, en la ampliación de capital de 15.000 millones que salvó de la quiebra al grupo.

Asimismo, se mantiene la incógnita sobre los términos del acuerdo al que han llegado los socios de Auna con el consorcio encabezado por Ono para la venta de la división de cable (Auna TLC). Según fuentes del proceso, la empresa que encabeza Eugenio Galdón está tratando de negociar a la baja los 2.500 millones de euros que ofertó en un principio.

Lo que se da casi por seguro es que Amena desaparecerá como marca para adoptar la de Orange, con la que opera la filial de móviles de FT en toda Europa. Tras la integración de Amena, Orange se convertirá en el segundo grupo celular europeo por número de clientes (67 millones) tras Vodafone.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 27 de julio de 2005