Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Telechávez contra Telebush

Nace el canal inspirado y financiado por Caracas para desafiar a EE UU

El presidente venezolano, Hugo Chávez, no estuvo presente el domingo en el acto de lanzamiento de la Televisora del Sur (Telesur), pero sí habló por teléfono. Aunque no suele faltar a este tipo de ceremonias, el mandatario quiso así quitarle la razón a quienes se refieren al nuevo canal en lengua castellana como Telechávez. La tarea no será sencilla, pues Telesur es su idea, la mayor parte del dinero la pone Venezuela, los estudios se encuentran en Caracas, empezó a emitir en el aniversario del nacimiento de Simón Bolívar y la línea editorial es reflejo del discurso chavista: antiimperialismo, antineoliberalismo y permanente cuestionamiento de Estados Unidos.

El director de Telesur, el periodista uruguayo Aram Aharonian, asegura que Chávez ha sido muy respetuoso de la pluralidad y la independencia del canal, que en un principio emitirá cuatro horas al día. "Le voy a proponer [a Chávez] que haga un programa semanal de una hora, en el que hable de cualquier tema que no sea político y que se llame Telechávez, para que exista algo con ese nombre y se dejen de joder con eso".

En la aventura del canal de televisión se han embarcado ya Cuba, Argentina, Brasil y Uruguay

En la aventura de Telesur se han embarcado ya Cuba, Argentina, Brasil y Uruguay, pero el propósito final es que todos los países de Latinoamérica participen, ya que la emisora pretende servir de alternativa a los canales de Estados Unidos y otros países desarrollados, que han dominado en la región.

Telesur cuenta está en el punto de mira de EE UU. La Cámara de Representantes aprobó la semana pasada una moción que permitirá al Gobierno de Washington crear emisoras de radio y televisión para contrarrestar la influencia de Telesur, una iniciativa que sería similar a las de Radio Martí y TV Martí, que intentan desde Florida, desde hace muchos años, penetrar el espectro radioeléctrico de Cuba con mensajes contrarios al Gobierno de Fidel Castro. El impulsor de la iniciativa, el republicano Connie Mack, explicó que Telesur "es una amenaza para EE UU, porque trata de minar el equilibrio de poderes en el hemisferio occidental".

"Todavía no hemos tenido noticias de Telebush", bromeó Chávez en su intervención telefónica. "Sabemos que nos van a mandar unas ondas para neutralizar Telesur, pero hasta ahora no han mandado nada. El primer gol lo metimos nosotros". En una declaración previa, Chávez había calificado la decisión de Washington de "descabellada acción imperialista".

En sus primeras horas de vida, Telesur emitió fragmentos de un concierto de rock en la base aérea caraqueña de La Carlota, al que asistieron unas 150.000 personas. Los cantantes extranjeros -Molotov, Elefante y Elvis Crespo- compartieron escenario con los venezolanos Dimensión Latina, Desorden Público, Tambor Urbano, Grupo Madera y Reina Lucero.

Casi todas las imágenes difundidas hasta el momento son de producción propia, salvo las noticias internacionales, suministradas por la agencia Reuters. "No tenemos aún un convenio con Al Yazira, pero estamos dispuestos a pactar con cualquier servicio. Nos interesan las agencias del sur, pero podemos tener acuerdos incluso con La Voz de América, que ya lo propuso", explica Aharoniam.

Además del concierto, Telesur difundió el domingo un reportaje sobre la dura vida de los desplazados colombianos que residen en chabolas en el extrarradio de Bogotá, y otro sobre los dirigentes rurales venezolanos que han sido asesinados por sicarios presuntamente contratados por ganaderos que se niegan a ceder parte de sus tierras a los campesinos.

En el apartado de cortometrajes, presentaron a un Chaplin venezolano que vive sus peripecias mudas y en blanco y negro, con personajes de la Caracas actual: travestis, recolectores de aluminio y niños abandonados. A algunos partidarios de Chávez puede que no les pareciera la mejor propaganda.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 26 de julio de 2005