IU afirma que se suministró agua contaminada de Iznájar

Elena Cortés, portavoz de Izquierda en la Diputación de Córdoba, afirmó ayer, durante la comisión provincial de infraestructuras, que "es evidente que se ha suministrado agua contaminada" desde el pantano de Iznájar. La mencionada comisión analizó la crisis que llevó el pasado 12 de julio a prohibir durante cinco días el consumo del agua del mayor embalse de Andalucía por contaminación con herbicidas.

Emproacsa, empresa responsable del suministro, dependiente de la Diputación, presentó los análisis de tres ayuntamientos en los que alertaban de que los niveles del herbicida terbutilazina superaban lo legal. Todas las administraciones, según Cortes, salvo los ayuntamientos, fallaron en el control del agua. El portavoz del PP en la institución provincial, Miguel Ángel Torrico, sostuvo que los responsables Emproacsa no aclararon nada.

Juan Torres (PSOE), delegado de Infraestructuras de la Diputación, afirmó que la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir, responsable del pantano, comunicó que era "bastante difícil" que los niveles de terbutilazina superaran lo legal en el pantano de Iznájar. También dijo que Emproacsa no realizó antes del mes de julio ningún análisis para detectar este plaguicida. Torres argumentó que en el mercado existen 3.000 herbicidas y "es imposible" hacer un "análisis específico" de todos. A partir de ahora sí se analizará este plaguicida.

Por otra parte, el PSOE negó las acusaciones de IU y rechazó ayer la petición de comparecencia en la Diputación Permanente del Parlamento autonómico de la consejera de Medio Ambiente, Fuensanta Coves, y de Salud, María Jesús Montero, para informar sobre el episodio de Iznájar.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0025, 25 de julio de 2005.