Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un juez obliga a cambiar el nombre del hotel Ritz, que se llamará Palace

La resolución judicial busca poner fin a una larga batalla legal

El hotel Ritz de Barcelona deberá cambiar su nombre. Así lo dispone una resolución del Juzgado número 10 de Barcelona que obliga a sus propietarios, la inmobiliaria Sarasate, a dejar de utilizar ese nombre tanto en el exterior del edificio -ubicado en la Gran Via- como en su documentación y publicidad. El hotel pasará a llamarse Palace, un nombre que ya ha tenido en otras etapas de un conflicto por la titularidad de la marca que se prolonga desde hace ya 10 años.

La inmobiliaria Sarasate es una sociedad filial de la cadena hotelera Husa, presidida por Joan Gaspart.

La sentencia judicial también obliga al ahora hotel Palace a dejar de utilizar bienes muebles integrantes del negocio (como vajillas y otros utensilios) y entregarlos a los antiguos propietarios. Husa está inventariando estos elementos. Una portavoz del hotel explicó que los cambios se están haciendo con "diligencia y rapidez para ponerse al día en cumplir la sentencia" y que tanto el letrero de la calle como la página web ya están actualizados y remiten al nombre Palace.

El contencioso entre Husa y los herederos de los antiguos propietarios del hotel, la familia Muñoz Ramonet, se remonta al año 1996. Una resolución judicial anterior determinó que el uso de la marca Hotel Ritz de Barcelona pertenece a esta familia, que posee un establecimiento colindante del mismo nombre. Gaspart sorteó la prohibición de utilizar la marca Ritz con una licencia de uso de signo otorgada por Hotel Ritz Madrid, titular del nombre comercial.

El antiguo hotel Ritz se fundó en 1919 y el edificio fue adquirido por Joan Gaspart en 1975 en una subasta tras ser embargado a la familia Muñoz Ramonet. Desde 1985 es gestionado por Husa. Actualmente, se encuentra en proceso de reforma, para la que se han presupuestado 10 millones de euros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de julio de 2005