Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRONOLOGÍA OFICIAL DE SOLICITUD DE MEDIOS AL GOBIERNO CENTRAL PARA EXTINGUIR EL FUEGO | EL INCENDIO FORESTAL MÁS TRÁGICO EN 20 AÑOS

Castilla-La Mancha pidió ayuda especial cinco veces durante las 20 primeras horas del incendio

El incendio que se inició junto a las Cuevas de los Casares (Riba de Saelices) a las 14.40 del sábado 16 de julio obligó al Gobierno de Castilla-La Mancha a solicitar medios excepcionales para la extinción del fuego al Ministerio de Medio Ambiente. Lo hizo por el conducto habitual. El coordinador regional de incendios de la comunidad de Castilla-La Mancha remitió un fax a la Dirección General para la Biodiversidad, dependiente del Ministerio de Medio Ambiente, para solicitar "medios de extinción de incendios forestales". Este conducto sólo se utiliza cuando la comunidad afectada entiende que los medios estatales asignados ordinariamente a la región no son suficientes. Así lo creyó el Gobierno de Castilla-La Mancha tan sólo una hora y 40 minutos después de iniciado el incendio.

La Comunidad de Madrid negó el sábado por la noche maquinaria por no hallar a una autoridad que lo permitiera

El ministerio facilitó los dos primeros medios aéreos extraordinarios dos horas después de iniciado el siniestro

En la petición de aviones a las siete de la mañana del domingo se define el incendio como de "enormes dimensiones"

- Sábado 16 de julio. 16.00, una hora y veinte minutos después de iniciado el incendio. Petición de dos aviones anfibios. En el formulario del primer fax enviado por Castilla-La Mancha al ministerio define así los bienes amenazados por el fuego: "Poblaciones, espacios naturales protegidos y bosques". En esa primera comunicación no ofrece una evaluación sobre el área afectada ni la superficie quemada. Sólo indica que el tipo de fuego es "de copas" y que el relieve del terreno afectado es "ondulado". A esas horas, según el parte remitido a la Administración central, los medios que Castilla-La Mancha ya tiene actuando para combatir el incendio son: dos aviones de carga en tierra, un helicóptero, tres autobombas y tres brigadas. En ese fax, el Gobierno regional pide a la Administración central dos aviones anfibios.

El Ministerio de Medio Ambiente responde 57 minutos después, enviando los dos aviones anfibios solicitados. Previamente, el ministerio había puesto a disposición de Castilla-La Mancha un helicóptero Kamov antiincendios sin necesidad de que hubiera petición pues correspondía a la unidad asignada a esta comunidad de manera ordinaria.

A las 17.32 de ese mismo sábado, casi tres horas después de iniciado el incendio, el Ministerio de Medio Ambiente, también de oficio, envía un helicóptero de gran capacidad con siete cuadrillas de retenes que son trasladados a los frentes de fuego.

- Sábado 16 de julio. 23.23. Petición de ayuda a la Comunidad de Madrid. Denegada a las 23.45. A través del servicio de emergencias 112 de la comunidad de Castilla-La Mancha se pide a la Comunidad de Madrid en "la tarde noche del sábado 16 uno de sus tres equipos de maquinaria pesada antiincendios". La Comunidad de Madrid contestó a las 23.45 que no era posible porque no se podía localizar a la autoridad competente para dar el visto bueno al traslado de los medios requeridos.

- Domingo 17 de julio. 7.00. Petición de dos aviones anfibios.

En el fax remitido ese día por el mismo conducto para solicitar otros dos aviones anfibios ya se define el tamaño del incendio: más de 500 hectáreas. Los bienes amenazados también se ven aumentados. Ya afecta también a las infraestructuras y a las líneas eléctricas. El tipo de fuego también se ha agravado: ya no sólo es de copas, sino, además, de matorral y de pastos. El relieve del suelo afectado, antes sólo ondulado, igualmente se amplía: se ha propagado a terrenos quebrados. A esas horas, el parte no cita los medios actuantes. En observaciones, la descripción que hace el autor del parte que incluye dicho fax a Medio Ambiente no puede ser más preocupante: "Incendio enormes proporciones".

A las 7.31, el técnico de guardia en el Ministerio de Medio Ambiente da orden de salida al avión anfibio FOCA 23 desde Torrejón y solicita que le informe cuando otro anfibio, FOCA 21, de la base de Los Llanos, esté operativo. En torno a las nueve de la mañana, los dos aviones anfibios llegan a la zona del incendio.

- 7.30. Solicitud de un helicóptero Kamov. La Junta de Castilla-La Mancha remite un nuevo fax a Medio Ambiente para solicitar un helicóptero Kamov. Los medios actuantes en ese momento, según el parte que se adjunta, son los siguientes: dos aviones anfibios, dos aviones de carga, tres helicópteros, seis autobombas y 11 máquinas pesadas antiincendios. Permanecen amenazados por el fuego todos los bienes posibles: poblaciones, infraestructuras, espacios naturales protegidos y bosques. Pero el tipo de fuego, en cambio, es sólo de matorral y afecta sólo a suelo de relieve quebrado. El tamaño del incendio no sufre mayores alteraciones respecto a la última comunicación: más de 500 hectáreas. A las 10.01, la base de Villares informa de que el helicóptero vuelve a estar operativo y se dirige a Riba de Saelices.

- 11.30. Solicitud de un nuevo avión anfibio. La Dirección General de Medio Natural del Gobierno de Castilla-La Mancha reclama nuevos medios: en concreto, un nuevo avión anfibio. Siguen amenazados todos los tipos de bienes por el fuego: poblaciones, infraestructuras, espacios naturales protegidos y bosques. El tipo de fuego sigue siendo de matorral. No se especifica el tipo de terreno donde actúan las llamas a esas horas. Por el contrario, sí se detallan los medios actuantes: dos aviones anfibios (el mismo número establecido desde el parte de solicitud remitido cuatro horas antes), cuatro aviones de carga (dos más que en el anterior fax), cuatro helicópteros (uno más), seis autobombas (las mismas) y 11 máquinas pesadas (las mismas).

El Ministerio de Medio Ambiente habla con la base de Zaragoza y da orden de salida al avión FOCA 24.

A partir de las 20.30 del domingo, cuando Castilla-La Mancha activa el nivel de alerta 2, ya no son necesarias las comunicaciones con el Ministerio de Medio Ambiente puesto que se constituye un gabinete de crisis en el que participa la Administración central y la autonómica.

Durante esas primeras 28 horas del incendio de Guadalajara, Protección Civil evacuó a unas 400 personas pertenecientes a los municipios de Santa María del Espino, Luzón, Ciruelos, Mazarete, Tobillos y un campamento de niños en Luzaga. En esta tarea participaron 50 personas.

En el operativo intervinieron en esas primeras 28 horas del incendio, tres aviones de carga y un helicóptero de Castilla-La Mancha; tres helicópteros, cuatro hidroaviones y una aeronave de coordinación del Ministerio de Medio Ambiente, 10 equipos de maquinaria pesada, cinco retenes de tierra y cuatro patrullas, además de tres retenes helitransportados, dos de ellos del Ministerio de Medio Ambiente, más dos dotaciones de bomberos.

En total, trabajaron en la extinción del incendio durante aquellas 28 horas unas 150 personas.

CUATRO FAXES PIDIENDO AUXILIO

El centro operativo de Guadalajara, que coordinó las tareas de extinción del incendio, envió entre las 16.00 del sábado y las 11.30 del domingo cuatro faxes al Ministerio de Medio Ambiente solicitando ayuda extraordinaria para combatir el fuego. En el segundo fax, de las siete de la mañana del domingo, los técnicos calificaron el incendio como "de enormes dimensiones". En cada uno de los formularios, reproducidos sobre estas líneas, se describía el tamaño del incendio, los bienes amenazados y el tipo de fuego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 21 de julio de 2005

Más información