Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Asesinado a tiros en Kenia un obispo italiano

El obispo católico Luigi Locati, italiano, de 77 años, vicario apostólico de Isiolo (Kenia, a 320 kilómetros al norte de Nairobi), fue asesinado a tiros en la noche del jueves en esa localidad por individuos no identificados, según la agencia misionera Misna. El prelado regresaba a casa tras cenar en el centro pastoral de Isiolo. La policía keniana informó ayer de que ha detenido a dos hombres y encontrado dos cartuchos.

El obispo había sufrido ataques en septiembre de 2004 y en marzo de este año: en el primero fue agredido junto al centro pastoral por varios hombres, que huyeron cuando acudieron los vigilantes; en el segundo explotó un artefacto junto a su vivienda.

En Isiolo se especula sin embargo con que el asesinato tenga relación con los 75 campesinos muertos en asaltos, la pasada semana, en el distrito de Marsabit, junto a la frontera con Etiopía, zona especialmente golpeada por la violencia. Los católicos representan a un 18% de la población en la región de Isiolo, habitualmente conflictiva. "Todo el norte de Kenia es un área peligrosa, donde cualquier viajero necesita ir escoltado", manifestó el sacerdote Martin Kivuva tras conocer el fin del obispo.

Locati trabajó en Kenia los últimos 40 años y era personaje conocido en toda la región, incluso en ambientes políticos. Fue nombrado obispo en 1996 y se jubiló en 1998, pero eligió quedarse en la región pese al ambiente de violencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2005