Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'sí' de ERC y la abstención de ICV 'salvan' el barco hotel del Fórum

Una moción de urgencia presentada por el equipo de gobierno sobre el barco hotel del puerto del Fórum destapó ayer la caja de los truenos en el plenario. El cambio del sentido del voto de Esquerra Republicana y la abstención de ICV en el pleno del Ayuntamiento salvaron la iniciativa del alcalde, Joan Clos, de ubicar un hotel barco en el puerto del Fórum. El panorama fue muy distinto en la pasada reunión de la comisión de Urbanismo, cuando la abstención de ERC e ICV dejó en solitario al PSC, lo que propició que prosperara una propuesta del PP y CiU para que se echara atrás el concurso convocado para el barco hotel, que se ubicará en el muelle situado bajo la placa fotovoltaica. Esa ruptura del tripartito en la comisión de Urbanismo -sin precedentes en este mandato- no se repitió ayer en el plenario porque el equipo de gobierno presentó una moción de urgencia apoyada por ERC y el PSC que fue intensamente negociada hasta ayer por la mañana.

Esa moción establece la introducción de un canon de ocupación que pagará el adjudicatario y que revertirá en "futuros programas de promoción turística de la ciudad", lo que viene a ser algo parecido a la tan traída y llevada tasa turística, rechazada por los hoteleros. La moción introduce que la mesa de contratación tenga en cuenta las ofertas que repercutan positivamente en la ocupació de la zona.

Pero el punto más conflictivo de la moción fue el que supone que el proyectado hotel de la plaza del Fórum se sustituya por un edificio de oficinas. Fue eso lo que irritó de forma especial a la oposición. "Se aprovecha una moción de urgencia para, de paso, introducir modificaciones urbanísticas", protestó el portavoz de CiU, Joan Puigdollers, que había manifestado su oposición al proyecto del barco- hotel por el riesgo que "se convierta en un segundo Port Olímpic".

Sustitución

El solar donde se proyectó el hotel seguía calificado para ese uso, pero el consistorio aparcó el proyecto cuando en 2002 la cadena Vinci, junto con Meridien, desistió de levantar el hotel y perdió el aval depositado. Se trataba de un hotel de lujo de 425 habitaciones que fue proyectado por el arquitecto Enric Massip. Jordi Portabella (ERC), concejal de Promoción Económica (área de la que depende el sector hotelero), y Xavier Casas, primer teniente de alcalde, defendieron la sustitución del hotel por el barco porque entienden que representa menos plazas en un momento de "inquietud" del sector, que pide que se frene la creación de plazas. La realidad, en cambio, es que el hotel de la plaza del Fórum no estaba en fase de proyecto ni de concurso. Alberto Fernández Díaz (PP) abundó en ello: "El hotel del Fórum no estaba previsto, así que no pueden argumentar que serán menos plazas".

Portabella justificó su cambio de voto aludiendo a la introducción de una tasa de ocupación. Por el contrario, Imma Mayol mantuvo su abstención: "Preferiríamos que no se hiciera, pero se han introducido cláusulas positivas, como el canon de ocupación. Por eso optamos por la abstención". CiU y el PP rechazaron la moción, que tacharon de "contraprogramación".

Los dos grupos de la oposición votaron en contra de la liquidación de cuentas de 2004 presentada en el plenario alegando que éstas eran opacas. CiU denunció que el Fórum acaparó el 26% de las inversiones en detrimento de los barrios. Los dos criticaron el abuso de la adjudicación de proyectos sin concurso, algo que fue negado por el equipo de gobierno.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de julio de 2005