Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rosa Sensat denuncia el "mercantilismo en la enseñanza"

La Asociación de Maestros Rosa Sensat, movimiento de renovación pedagógica creado hace 40 años, ha elaborado una declaración en la que denuncia el mercantilismo de la enseñanza y apuesta por "una educación pública" que potencie la "riqueza cultural, lingüística y política de la Europa social".

La declaración actualiza la primera, que la asociación redactó en 1975 y que influyó en la renovación de la escuela pública tras el franquismo.

El texto recibió el apoyo del presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall; la ministra de Educación, María Jesús San Segundo, y el alcalde de Barcelona, Joan Clos, que asistieron ayer al acto de lectura del manifiesto en las Drassanes de Barcelona.

Más cerca de Europa

"La escuela se concibe como una empresa, como un negocio más" y como "instrumento de normalización para gobernar a niños y jóvenes, en una sociedad de control", denuncia el manifiesto.

El texto afirma también que "la denominada crisis de la educación se inscribe en un contexto de profunda crisis y malestar humano: un medio ambiente dañado, más desigualdades, más inseguridades y, con todo esto, una creciente xenofobia, la alienación de algunas, o muchas, instituciones democráticas y públicas".

La ministra de Educación aplaudió el manifiesto y aseguró que "ningún país del mundo se puede permitir no tener una enseñanza de calidad".

San Segundo recordó el cambio experimentado en España en los últimos 30 años y destacó que si en 1975 la mayoría de los alumnos estaban en escuelas privadas, actualmente dos terceras partes de los españoles estudian en centros públicos.

"Nos hemos acercado a Europa", dijo la ministra, que reconoció que en todo el mundo se empieza a dar importancia a la política educativa, "en invertir en capital humano". Asimismo, destacó el "objetivo ambicioso" del Gobierno de "dar una educación de calidad para toda la población". La ministra subrayó especialmente la importancia de los profesores, a los que se tiene que "formar, apoyar y valorar". Por su parte, Pasqual Maragall recordó que Barcelona fue hace 100 años la primera ciudad que apostó por la escuela pública y creó colegios municipales. Maragall afirmó su intención de que sean los municipios los que se hagan cargo de la educación, porque la proximidad contribuye a que se hagan mejor estas cosas, dijo. Asimismo anunció que "la Generalitat tendrá que ir dejando lastre, dejando competencias" a los ayuntamientos en materia de educación.

Los maestros de Rosa Sensat apuestan por "una educación que ayude a convertir el bosque de informaciones en sabiduría humana (...), una educación que tenga por objetivo la emancipación, la libertad, una educación que se fundamente en una práctica ética y política".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 15 de julio de 2005