Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU reduce su déficit comercial al importar menos crudo

El déficit en la balanza comercial de EE UU se redujo inesperadamente en mayo 55.350 millones de dólares, un 2,7% menos que el mes de abril. A pesar de este enfriamento, el déficit comercial se mueve en EE UU en un nivel anual de 681.000 millones, un 10% más que el récord del año pasado. Es el mejor resultado desde marzo, pero se considera sólo una mejora temporal, ya que la caída en los números rojos se debe, sobre todo, a un relajamiento en el precio del crudo. Las exportaciones subieron.

El consenso de mercado hablaba de un déficit próximo al de abril, en torno a los 57.000 millones. El factor que explica este enfriamiento es la caída del 0,7% en el valor de las importaciones, hasta los 162.240 millones. La factura petrolera fue clave, al bajar las importaciones de crudo hasta los 13.730 millones, sobre un volumen de 318,6 millones de barriles. Entretanto, las exportaciones de bienes y servicios subieron un ligero 0,1%, hasta los 106.890 millones de dólares.

Por países, el déficit comercial con China volvió a incrementarse y queda en los 15.800 millones (7,1%), el nivel más alto en seis meses, lo que volvió a despertar los recelos en Washington. Con los otros países la imagen es mixta. El déficit cayó con Japón y Canadá, y se expandió con la zona euro y México.

Además, ayer se publicó el precio de las importaciones en junio, que ha registrado un incremento del 1%, lo que, según los analistas, augura un posible deterioro de la balanza comercial. Por otro lado, lo positivo es que si se excluyen los productos petrolíferos, la inflación vinculada a las importaciones cayó un 0,4%.

Recorte del déficit fiscal

Por otro lado, Washington redujo sustancialmente su previsión de déficit fiscal para el presente ejercicio, que se cifra en 333.000 millones de dólares (2,7% del PIB). Es un 23% menos que lo anunciado hace cinco meses, cuando se anticipó un desajuste en las cuentas de 427.000 millones. El ejercicio 2004 se cerró a final de septiembre con un agujero de 412.000 millones.

El presidente de EE UU, George Bush, dijo ayer que esta rebaja es la muestra de que las políticas emprendidas a favor del crecimiento "funcionan". Es más, el propio Bush anticipó que podrá cumplir su promesa electoral de reducir el déficit público a la mitad para el año 2009. "Y podremos hacerlo más rápido", remachó. La reacción del mercado fue inmediata y el dólar registró una apreciación respecto al euro del 1,2%.

El doble déficit que sufre la ecomomía norteamericana -fiscal y comercial- es una de las críticas de las principales instituciones internacionales contra la política de la Casa Blanca, y que han perjudicado a su divisa. Sin embargo, los diferentes bancos de inversión de Wall Street ya anticipaban una importante mejora en las cuentas públicas estadounidenses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 14 de julio de 2005