Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento de Sanlúcar teme por la insalubridad que genera el paro

La huelga de los funcionarios del Ayuntamiento de Sanlúcar de Barrameda (Cádiz), que hoy cumple su tercer día, está generando ya los primeros problemas de salud pública debido a la acumulación de basuras en distintos puntos de la ciudad. El alcalde en funciones del municipio, el popular Rafael Rubio, reconoció ayer estar "gravemente preocupado" y fue el primero en advertir del riesgo al que están expuestos los vecinos y visitantes de Sanlúcar.

La cantidad de residuos sin recoger dista mucho todavía de la que se originó durante los 11 días de mayo de la primera huelga, pero las altas temperaturas y el aumento de la población sanluqueña que trae consigo la temporada veraniega está haciendo aflorar mucho antes la amenaza de la insalubridad. En algunas barriadas, de hecho, el olor es ya difícilmente soportable. La basura ha llegado también a las puertas del Consistorio, donde se han vertido decenas de bolsas que dificultan el acceso a las instalaciones.

El gobierno local anunció ayer que intenta aumentar los servicios mínimos y conseguir que la basura de todo el municipio se recoja cada 48 horas. Rubio acusó ayer de "chantaje" a los responsables del comité de empresa y éstos le respondieron tachándole de "irresponsable" y de ser el único culpable de esta segunda huelga.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de julio de 2005