Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La oposición de Orihuela denuncia ilegalidades en la contrata de basura

La oposición del Ayuntamiento de Orihuela denunció ayer supuestas irregularidades en el pliego de condiciones de la nueva contrata del servicio de basuras en la localidad, por un monto de entre 500 y 600 millones de euros por 25 años. El portavoz del grupo municipal socialista, Francisco García Ortuño, aseguró que el documento recoge una cláusula para que el nuevo adjudicatario, en forma de aval, aporte 7,8 millones de euros, "cantidad que servirá para indemnizar de manera graciosa e ilegal a los actuales adjudicatarios, Necso, por supuesto lucro cesante, y a Fenoll por el pago de facturas por supuestos servicios prestados", precisó García Ortuño. "Si prospera el pliego, los perjudicados serán los vecinos, penalizados con una doble tasa", añadió.

El servicio de basuras de Orihuela lo explotan, en la actualidad, dos empresas. Necso se hace cargo de la recogida en el casco urbano de la localidad desde 1987, cuando le fue adjudicado mediante acuerdo plenario. En el área de la costa, el servicio lo realiza, sin mediar adjudicación formal por parte del Ayuntamiento y desde la misma fecha, el industrial afín al PP, Ángel Fenoll.

La denuncia de Ortuño, que amenazó con llevar la adjudicación a los tribunales, y el hecho de que el pliego de condiciones también cuente con el informe en contra del secretario de la corporación, precisamente en el punto referido al canon del nuevo adjudicatario, llevó al alcalde, José Manuel Medina, del PP, a retirar el punto de la comisión informativa de Hacienda. García Ortuño sostiene, además, que el equipo de gobierno del PP, en concreto el sector afín a la edil Mónica Lorente -ésta derrotó el jueves a Medina en la asamblea para la presidencia local del PP- pretende ahora unificar el servicio para entregárselo en solitario al industrial Fenoll, "clave en la victoria de Lorente".

El alcalde rechazó las acusaciones de García Ortuño. "No se trata de indemnizar a los actuales adjudicatarios, sino de respetar un acuerdo del pleno de hace dos años en el sentido de que el nuevo adjudicatario tendrá que asumir las deudas contraídas por el actual", explicó Medina.

Huelga en Torrevieja

Por otra parte, los trabajadores del servicio de recogida de basuras -160 empleados- de Torrevieja, servicio que también explota la mercantil Necso, iniciaron el domingo una huelga indefinida en demanda de mejoras del convenio colectivo. El comité de empresa, según comentó Antonio Escamilla, de UGT, denunció los "abusivos" servicios mínimos que ha fijado la Generalitat Valenciana. "Nos han impuesto mínimos del 60%, lo que prácticamente inutiliza nuestra acción, pero estamos dispuestos a no respetar esa medida, si la empresa se sigue negando a negociar", afirmó Escamilla. Los trabajadores piden una subida salarial del 8% y que se incluya como desplazamiento el traslado a las actuales dependencias de la empresa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de julio de 2005