Pescaderos de Girona boicotean la sociedad comercializadora de los pescadores

Los vendedores minoristas de pescado de un área de la Costa Brava boicotearon ayer las subastas de las lonjas de los puertos de Llançà, L'Escala, Palamós, Sant Feliu de Guíxols y Blanes. La razón de la protesta radica en el hecho de que las citadas cinco cofradías de pescadores quieren sacar más provecho a su actividad y desean participar en el proceso de comercialización de sus capturas, para lo que han creado la sociedad Giropesca.

Los minoristas y mayoristas de la venta de pescado creen que quien pesca no puede vender, por lo que ayer reanudaron el boicoteo a Giropesca y no participaron en las subastas de las cinco cofradías. No obstante, mientras que el sector mayorista en masa se abstuvo de comprar pescado en los cinco puertos y se abasteció ayer de otras lonjas, algunos minoristas compraron en lonjas como la de Blanes.

Los pescadores de las cofradías de las citadas poblaciones reclaman su derecho a participar en el proceso de primera venta de sus capturas para defender la viabilidad económica y social de su actividad. La asociación por la mejora de la comercialización de la pesca en Girona, que representa a las citadas cofradías, denuncia las presiones del Gremio de Pescadores de Cataluña, que impide a los pescadores participar en la comercialización de sus capturas.

Esta entidad no quiere ninguna obstrucción al libre comercio y se reafirma en el derecho a trabajar de forma conjunta para conseguir sus objetivos. Los pescadores gerundenses quieren dar un valor añadido al producto a través de una adecuada identificación y garantía de origen y calidad. Del mismo modo quieren conseguir que el pescador obtenga un nivel de renta que responda a su grado de esfuerzo por llevar al mercado productos de calidad, además de su derecho a participar en la comercialización de sus capturas.

La defensa de estos intereses choca de lleno con los de los pescaderos mayoristas y minoristas, que ven en la iniciativa una competencia que consideran desleal.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS