Desmantelada una red que estafaba en la tramitación de recursos de multas

La Guardia Civil ha detenido a los responsables de una red de empresas especializada en recursos de multas de tráfico y que está detrás de varios centenares de estafas a sus clientes. Además de los seis detenidos (todos de nacionalidad española) en Barcelona y Platja d'Aro (Baix Empordà), que ocupan la cúpula de la red, hay otros seis imputados que han quedado en libertad por orden del Juzgado número 1 de Girona.

Los detenidos usaban una doble vía para la estafa. Por una parte, prometían a sus clientes que impugnarían sus sanciones y conseguirían su levantamiento. Aseguraban el 98% de éxito. Para ello pedían entre el 40 y el 50% del importe de la multa como adelanto, y garantizaban por escrito que esta cantidad sería devuelta en caso de fracasar el recuso. Pero el porcentaje de éxito prometido tenía muy poco que ver con el real y nunca se devolvía el importe adelantado. A los clientes que veían fracasar su expediente sancionador, la empresa les remitía a una línea telefónica 807, de tarificación adicional, más cara que la normal. Allí llegaba la segunda parte de la estafa: los clientes permanecían rato y rato colgados del teléfono sin conseguir un respuesta convincente, hasta que desistían.

Además de la empresa matriz, radicada en Platja d'Aro, los detenidos habían tejido una red de 25 subempresas que operaban en el resto de España con diferentes nombres. La Guardia Civil se declara incapaz de concretar el número de estafados, pero apunta a varios centenares. La investigación se inició tras haberse adevertido un alto número de denuncias similares interpuestas ante la Guardia Civil, la OCU y los juzgados.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS