Crítica:LIBROSCrítica
i

Innovar y emprender, pareja de hecho

Si Indra es un referente como empresa emprendedora en el campo de la innovación tecnológica, Analistas Financieros Internacionales (AFI) lo es en el ámbito de la consultoría y análisis. Ambas empresas constituyen más que un buen ejemplo de buenas prácticas precisamente en aquello que nuestro sistema productivo más necesita: innovación y capacidad de emprender. Los autores de este trabajo formulan un diagnóstico certero sobre el estado de esta cuestión en nuestro país, sin duda la clave en el futuro no sólo de nuestra capacidad de crecimiento, y en consecuencia de nuestra renta, sino también de nuestro bienestar y posición internacional en todos los ámbitos y no sólo el empresarial o económico. El Plan de Dinamización de la Economía española presentado por el Gobierno en el mes de febrero, el Plan de Fomento Empresarial y el Plan Nacional de reforma económica para el cuatrienio 2005- 2008 (estos últimos en fase de elaboración) ponen de manifiesto la oportunidad y también necesidad de este trabajo. Todo ello para intentar que la Unión Europea sea la economía más competitiva y dinámica del mundo basada en el conocimiento en el año 2010, todo un reto aún muy lejano.

Innovación y capacidad para emprender: diagnóstico de la situación en España y líneas de acción

Varios autores. Analistas Financieros Internacionales

Editorial Indra Sistemas

ISBN 84-89378-45-2

El equipo de AFI revisa los factores de los que depende el éxito de las iniciativas emprendedoras en el campo de la innovación y de las nuevas tecnologías. El contexto en el que se desarrolla la actividad empresarial en la España de hoy, la relevancia de la innovación, los medios que la sociedad de la información aporta para estos fines, y los mecanismos de financiación disponibles son objeto de análisis. Lo mismo ocurre con la contribución de las administraciones públicas a este fin, sus políticas de desarrollo de la cultura empresarial y emprendedora, los efectos de las principales políticas como la administrativa, contable y regulatoria en general, o el marco fiscal, prestando una especial atención a las específicamente dirigidas a fomentar la investigación y la innovación.

Asimismo, se revisan los principales indicadores de innovación y capacidad emprendedora -patentes, semilleros de empresas, creación de empresas y barreras existentes-, que sitúan a nuestro país en la retaguardia europea en la materia a pesar del crecimiento registrado en los últimos años. Retaguardia de un colectivo de países, Europa, que con la excepción de los nórdicos, no consiguen alcanzar el ritmo que marca EE UU. Las conclusiones de este trabajo conjunto inciden en una realidad: la capacidad emprendedora española no está acompañada de suficiente actividad innovadora. Ello provoca una importante debilidad congénita a las nuevas empresas, una elevada tasa de mortalidad y explica las pobres tasas de crecimiento de la productividad de nuestra economía, y quizás de la europea también.

En definitiva un análisis riguroso de las causas que explican por qué nuestra economía crece mal, con poca intensidad tecnológica y baja productividad. La innovación y la capacidad para emprender se necesitan mutuamente. Ello exige la complicidad de las administraciones públicas, del sistema educativo, del sistema financiero, y una correcta evaluación de ambos conceptos por lo que con este trabajo se presenta un indicador sintético de la actividad innovadora elaborado por AFI que medirá periódicamente el éxito de todos los planes y medidas que las diferentes administraciones han puesto en marcha en los últimos meses.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 02 de julio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50