Los forenses de la fiscalía descartan que en Leganés hubiese sedaciones excesivas

No hubo sedaciones excesivas en el hospital Severo Ochoa, de Leganés. Así lo han concluido los médicos forenses encargados por la fiscalía de Madrid de revisar los 13 casos de sedaciones a enfermos terminales que el consejero de Sanidad, Manuel Lamela, del PP, consideraba sospechosos y que llevaron en marzo pasado a la destitución de la cúpula directiva del centro.

En sus conclusiones, los expertos judiciales establecen que no se puede llegar a la conclusión de que haya relación causa-efecto inequívoca entre los fallecimientos y las sedaciones. Y aunque en cuatro casos detectan dudas (en uno de ellos por falta de datos y en otros tres por tratarse de enfermos en coma), de su informe no se desprende ningún reproche penal.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 25 de junio de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50