Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EL ESCRUTINIO DE LAS ELECCIONES GALLEGAS

La Xunta de Galicia adjudicó dos días antes de las elecciones una obra de 97 millones

La construcción del teatro, en la Ciudad de la Cultura, terminará de pagarse en 2010

La Fundación Cidade da Cultura de Galicia, dependiente de la Xunta, adjudicó el pasado día 17 -dos días antes de que se celebraran las elecciones autonómicas- las obras de uno de los edificios del complejo de la Ciudad de la Cultura que se construye en Santiago de Compostela, el Teatro da Música, presupuestado en 97.067.413 euros. La obra terminará de pagarse en 2010. Para el PSdeG es una adjudicación "escandalosa, que falta al respeto de los ciudadanos", según Ismael Rego, ex presidente del Grupo Parlamentario Socialista y parlamentario electo.

El proyecto de Cidade da Cultura de Galicia fue presentado en 1999 y encargado al arquitecto estadounidense Peter Eisenman (1932), autor del polémico museo dedicado en Berlín a las víctimas del Holocausto. Desde el primer momento se interpretó como la gran obra que dejaría memoria monumental del paso de Manuel Fraga por el Gobierno de Galicia.

En 700.000 metros cuadrados del monte Gayás se construirían un complejo de bosque autóctono y seis edificios temáticos (Teatro da Música, Nuevas Tecnologías, Museo da Historia, Biblioteca de Galicia, Hemeroteca y Servicios Centrales), presupuestado todo en 133 millones de euros. En uno de los últimos debates de la legislatura recién acabada, la cuarta de Fraga como presidente, la Xunta afirmó que se habían ejecutado 62 millones, y la oposición, que no menos de 300 millones de euros.

Los edificios más adelantados son los de la Biblioteca y Hemeroteca, que estaba previsto concluir antes de las elecciones autonómicas celebradas el pasado domingo. No pudo ser y, por el momento, lo más acabado son las Torres John Hejduk, cuyo proyecto se trasladó a la Ciudad de la Cultura por la dificultad de su realización en la propia ciudad de Santiago, para donde fueron proyectadas.

El anuncio previo de licitación de las obras del Teatro da Música, según informó ayer la Fundación Cidade da Cultura, fue publicado en el Diario Oficial de las Comunidades Europeas el 31 de diciembre de 2004. La licitación se publicó en el BOE del pasado 30 de abril, con un plazo de presentación de ofertas hasta el 1 de junio. El 17 siguiente, dos días antes de los comicios gallegos, el Patronato de la Fundación Cidade da Cultura de Galicia adjudicó las obras a la UTE (unión temporal de empresas) participada por Necso-Entrecanales-Cubiertas, Copasa y Obrascón-Huarte.

El proyecto contempla la construcción de 24.000 metros cuadrados en un edificio para albergar cualquier operística (ópera, ballet, conciertos...) gracias a la versatilidad de las instalaciones, con un aforo de 1.600 espectadores.

Las obras del Teatro da Música se realizarán en cinco años y serán financiadas en cuotas anuales: tres millones de euros en el presente ejercicio; nueve millones en 2006; 19 millones en 2007; 24 millones en 2008; 28 millones en 2009, y 14 millones en 2010.

"Hipoteca" al Ejecutivo

"Nos parece escandaloso este tipo de adjudicaciones porque no hay urgencia de plazos que la justifiquen y porque, sin embargo, hipoteca la acción del nuevo Gobierno autonómico al comprometer el presupuesto hasta el 2010", señala el socialista Ismael Rego. "Es una falta de respeto a los ciudadanos que el domingo pasado acudieron a las urnas, y me temo que habrá nuevas adjudicaciones antes de que se constituya la nueva Xunta de Galicia", añade.

Al nuevo Ejecutivo gallego, del color que finalmente sea, no le quedarán otras opciones que asumir la adjudicación o negociar con las empresas su anulación, "lo que también sería gravoso para el erario público". El parlamentario socialista recuerda que aún hay muchos extremos por aclarar en relación con el proyecto de Cidade da Cultura. "No sabemos qué se va a hacer exactamente, ni cuándo va a acabar ni cuánto va a costar", señala.

En uno de los últimos debates parlamentarios la oposición censuró la duplicidad de objetivos de algunos equipamientos y la disfuncionalidad de otros.

La Fundación respondió a Ismael Rego "y a los medios de comunicación afines al PSOE" por confundir "lo que fue la comunicación a las empresas del resultado del concurso"

[el 21 de junio, dos días después de las elecciones] con "lo que fue realmente la resolución del mismo [dos días antes de las elecciones]". "Es igual de inmoral", replicó Rego.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 26 de junio de 2005