Seis de cada diez conductores dan positivo en los controles de drogas de los Mossos

El 57% de los controles practicados para detectar la ingesta de drogas en los conductores han dado positivo. "Una cifra muy elevada", afirma la consejera de Interior, Montserrat Tura. Hace tres meses -las pruebas se iniciaron en enero-, el porcentaje era del 43%. El método empleado por los Mossos d'Esquadra lo explica en parte. El drogotest es secundario a la prueba de alcoholemia: sólo se aplica al que, tras mostrar una conducción sospechosa, ha dado negativo en la prueba de alcohol. La decisión depende de la percepción. Los seis meses de pruebas han afinado su "olfato", aseguran fuentes de Interior, lo cual explica el aumento de los positivos, y no un incremento en el consumo de drogas. Todo resultado positivo, sea de alcohol o drogas, comporta la retirada del carnet entre uno y tres meses y una multa de 300 a 600 euros.

Los resultados revelan su eficacia contra las drogas de diseño y el consumo cada vez más extendido de la cocaína. En 107 de los 182 resultados positivos -el 58%- se detectaron anfetaminas o metaanfetaminas, solas o mezcladas con otras sustancias. La cocaína apareció en 74 lecturas -el 40%-. Les sigue el cannabis (40 positivos). La detección de opiáceos (5), benzodiacepines (3) y fenilciclina (5) fue residual.Tura se refirió ayer a las cámaras de fotos digitales, que sustituirán a las analógicas en 22 coches de los Mossos, los llamados radares móviles. La mayoría de estos vehículos irán sin distintivos. El cambio permitirá a los agentes detener al conductor que rebase los límites de velocidad y enseñarle de forma inmediata la foto de su vehículo con la infracción.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS