Bono se persona en la causa abierta por su agresión para "establecer la verdad"

Conde-Pumpido dice que la Fiscalía respaldará a los policías imputados en detención ilegal

El ministro de Defensa, José Bono, anunció ayer que se ha personado en la causa que se instruye en un juzgado de Madrid por la agresión sufrida en la manifestación a favor de las víctimas del terrorismo en Madrid. "Un grupo de fanáticos me insultaron, me dieron puñetazos, puntapiés, me agredieron", reiteró Bono. Paralelamente, el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, anunció que el ministerio fiscal se sumará al recurso de la defensa de los policías imputados en un supuesto delito de detención ilegal de dos militantes del PP, ya que "actuaron en el ejercicio de sus funciones".

Más información
Sectores jurídicos del PSOE critican al juez y a la fiscal
"Recibí un puñetazo, manotazos, puntapiés"
El juez archiva la causa por la supuesta agresión a Bono en una marcha al no hallar a los culpables

El ministro José Bono explicó que el procedimiento judicial en el que se ha personado surge del atestado que entregó la Policía por aquel incidente, en el que uno de sus escoltas resultó herido en la mano y fue atendido en un hospital al evitar que con un palo él fuera atizado en la cabeza.

"Me persono simplemente para establecer la verdad. No quiero nada a cambio", señaló ayer Bono en Palma de Mallorca. Agregó que no pretende "hacer daño a nadie con el procedimiento", pero subrayó que la Justicia evidenciará "las falsedades" y "las mentiras" que atribuyó a la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre: "Algunos ciudadanos fanatizados han llegado a decir que es mentira y que yo tengo que pedir disculpas".

Bono valoró como una acción "ajustada al principio de legalidad y al buen curso del proceso penal" la decisión del Fiscal General de actuar contra la imputación de los policías que detuvieron a los militantes del PP en otro procedimiento paralelo sobre aquel incidente. "Hay personas que fueron detenidas y han denunciado por detención ilegal, no entro por qué ni ordené la detención, ni les conozco, ni les acuso, ni les demando", recalcó.

"El mundo al revés"

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Por su parte, el fiscal general del Estado concitó ayer todas las iras del PP tras anunciar su decisión de sumarse a la defensa de los policías, que, visto el cariz de los acontecimientos, ha sido asumida por la Abogacía General del Estado, dada su condición de funcionarios públicos.

Conde-Pumpido explicó que la fiscalía se pondrá del lado de los agentes ya que éstos actuaron contra "unas personas que aparecen en unas fotografías en una actitud que en principio es vociferante, por tanto una actitud que les hace sospechosos de poder haber intervenido en un acto delictivo".

El fiscal del Estado subrayó que en la manifestación de la AVT en enero hubo "un hecho delictivo como fue una amenaza, injuria y agresión a agentes y al ministro de Defensa".

La Fiscalía pretende que esos hechos sean sancionados y se identifique a sus autores. "Sin embargo", añadió, "al mismo tiempo y en lo que yo entiendo que es el mundo al revés, se está tramitando otro procedimiento en el que se están viendo afectados unos policías y un comisario que han actuado en el ejercicio de sus funciones".

El PP salió en tromba contra el fiscal general del Estado. El secretario general, Ángel Acebes, le calificó como "fiscal de dictadura". El secretario de Libertades Públicas, Seguridad y Justicia del PP, Ignacio Astarloa, consideró un "agravio extraordinario" el apoyo de la fiscalía a los policías que investigaron la agresión a Bono y reiteró su petición de "cese inmediato".

El ministro Bono, durante uno de los momentos de más tensión de la manifestación.
El ministro Bono, durante uno de los momentos de más tensión de la manifestación.EFE

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS