Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El hospital comarcal de Sant Joan Despí funcionará en 2008 y dará servicio a 300.000 personas

La entrada en servicio del hospital comarcal de Sant Joan Despí, prevista para principios de 2008, comienza hoy su cuenta atrás con el acto de colocación de la primera piedra. Durante los últimos días, las máquinas ya han empezado a mover tierra. El hospital cubrirá 11 municipios donde viven casi 300.000 personas y evitará el desplazamiento de usuarios a otros centros.

El hospital comarcal dará servicio a los municipios de Cornellà, Esplugues, Sant Joan Despí, Sant Feliu, Molins de Rei, Sant Just Desvern, Vallirana, Cervelló, Corbera, El Papiol y La Palma de Cervelló. Según datos del Consorcio Sanitario Integral, cerca de unos 17.000 pacientes de estos municipios tuvieron que acudir a centros hospitalarios alejados para recibir atención médica en el año 2003, algo que se evitará con el nuevo hospital. Una vez puesto en marcha, atenderá a los pacientes de su radio de influencia que actualmente se derivan a Bellvitge, al Hospital General de L'Hospitalet y al hospital de Sant Boi, y a los que, por la saturación de los centros, deben acudir incluso al Sant Camil del Garraf, el hospital comarcal del Alt Penedès y a la Fundació Sanitària de Igualada, en la Anoia.

Los centros que notarán en mayor medida la entrada en servicio del hospital comarcal serán el de Bellvitge y el de L'Hospitalet. Las instalaciones permitirán, por ejemplo, que los cerca de 5.800 pacientes que en 2003 tuvieron que trasladarse a Bellvitge puedan recibir asistencia en Sant Joan Despí. Sin embargo, Bellvitge continuará realizando las intervenciones quirúrgicas de tercer nivel, que son las más complejas (como un transplante o una operación para extirpar un cáncer), y representan el 10% del total. El Hospital General de L'Hospitalet se podría liberar de casi 5.000 pacientes, teniendo en cuenta la asistencia que realizó sobre el territorio en 2003. El hospital Dos de Maig de Barcelona, que cerrará sus puertas, también es una de las instalaciones que acogen a cerca de un millar de pacientes que a partir de 2008 se remitirán a Sant Joan Despí. El consejero delegado del Consorcio Sanitario Integral, Josep Fité, explicó que el futuro hospital comarcal evitará ante todo "largos desplazamientos de los usuarios" gracias a "un servicio más próximo", si bien estará lejos de lograr la descongestión definitiva de instalaciones como la de Bellvitge, "ahora muy saturadas".

El hospital se ubicará en un solar entre la avenida del Baix Llobregat y la calle de Jacint Verdaguer, y supondrá una inversión de 55 millones de euros. Tendrá una superficie de 53.000 metros cuadrados y se equipará con 8 salas de operaciones, 238 camas de hospitalización y 12 de cuidados intensivos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 12 de junio de 2005