Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos detenidos en California por su presunta relación con Al Qaeda

Agentes del FBI han detenido en California a dos individuos, Umer y Hamid Hayat, padre e hijo respectivamente, por presunta vinculación con Al Qaeda. El hijo, de 23 años, está acusado de haber viajado a un campamento de entrenamiento de terroristas en Pakistán en 2003. En contra del padre, de 47 años, sólo hay cargos de falso testimonio por encubrir a su hijo.

Las detenciones se llevaron a cabo en Lodi, una pequeña localidad agrícola cerca de Sacramento en la que reside una amplia comunidad de inmigrantes paquistaníes. El FBI detuvo después a otras tres personas -definidas como "líderes musulmanes de la zona"- acusadas por ahora de delitos inmigratorios.

Aunque el Departamento de Justicia no quiso hablar explícitamente de una posible célula durmiente de Al Qaeda en California, un portavoz del FBI sugirió que algunos de los detenidos tenían en sus mentes posibles atentados contra "hospitales o grandes centros comerciales".

Según el FBI, Hamid Hayat aprendió en Pakistán el manejo de armas y explosivos. En el interrogatorio reconoció haber participado en prácticas de tiro en las que se empleaban fotografías de George W. Bush y otros políticos como dianas. Al término del entrenamiento -según el testimonio facilitado por el Departamento de Justicia- los participantes podían escoger "en qué país querían llevar a cabo ataques. Hamid pidió específicamente volver a Estados Unidos para llevar a cabo su misión de yihad".

El Ministerio de Exteriores paquistaní pidió ayer explicaciones a Washington sobre las causas de las detenciones. Naeem Khan, alto responsable del departamento, subrayó a France Presse que "en Pakistán no hay campos de entrenamiento".

El presidente, George W. Bush, aprovechó las detenciones para impulsar la renovación de la controvertida Patriot Act, la ley antiterrorista que, según los críticos, vulnera las libertades públicas de los individuos. "Estoy muy impresionado por el uso de la inteligencia en este caso, que se investigó, por cierto, respetando las libertades civiles de los investigados", dijo el presidente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de junio de 2005