El banco central chino pide tiempo para flexibilizar el cambio del yuan

China va a reformar su sistema de cambio de divisas y hacer más flexible el yuan, pero necesita tiempo para preparar sus instituciones financieras. Así lo dijo ayer en Francfort Ma Delun, vicegobernador del banco central chino, durante una conferencia organizada por el Bundesbank y el Fondo Monetario Internacional (FMI). "Nuestra posición es clara. Vamos a reformar el mecanismo de cambio, y nos estamos preparando para ello. Estamos trabajando muy duro para modificar nuestro sistema bancario", aseguró Ma, quien declinó, como hacen de costumbre los dirigentes chinos, dar un plazo para llevar a cabo el movimiento.

Pekín está sometido a una fuerte presión internacional, especialmente por parte de Estados Unidos, para que aprecie su moneda, el yuan o renminbi, que está ligado al dólar a un cambio prácticamente fijo de 8,28 por billete verde. Washington critica que el renminbi está infravalorado artificialmente, lo que perjudica a sus exportadores.

Ma aseguró que la responsabilidad del dólar débil y el euro fuerte no es más que de Estados Unidos y de la zona euro, y que son ellos quienes deben solucionar el problema, no Pekín. "Actualmente, sólo el dólar estadounidense y el euro pueden ser considerados verdaderas monedas internacionales de reserva. (...) Así que es justo decir que, en la medida en que los países emisores de monedas de reserva han gozado del privilegio y las ventajas de emitir divisa a crédito, deberían aceptar la responsabilidad de mantener el tipo de cambio estable entre ellos", señaló el vicegobernador chino, informa AFP.

Emisión de dólares

Ma Delun arremetió contra Estados Unidos y afirmó que la responsabilidad de que los países asiáticos hayan acumulado sus reservas en dólares no es más que de Washington. Según recalcó, "la única explicación juiciosa" a este fenómeno es que han podido ser emitidos demasiados dólares estadounidenses, con objeto de mantener la competitividad exportadora de las empresas norteamericanas.

El director gerente del FMI, Rodrigo Rato, dijo que va en interés de las economías asiáticas adoptar un régimen de cambio más flexible, pero precisó que esto no resolverá todos los problemas de crecimiento y de déficit excesivos internacionales.

El FMI tiene previsto reunirse en las próximas semanas con las autoridades monetarias chinas para tratar sobre la flexibilización del yuan. Pekín considera que dejar flotar libremente el renminbi podría dañar gravemente sus instituciones financieras, que no están preparadas para hacer frente a las rápidas fluctuaciones de las tasas de interés y otros cambios que traería tal reforma. Aunque ha dicho que la libre flotación es su objetivo final, nadie espera que se produzca a corto plazo. Los analistas vaticinan, más bien, una ligera ampliación de la banda de fluctuación antes de que finalice el año.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción