El ex presidente ecuatoriano renuncia a su asilo en Brasil

El ex presidente de Ecuador, Lucio Gutiérrez, destituido en abril, ha renunciado a su asilo político en Brasil y se dispone a regresar a su país en una fecha indeterminada. Lo primero lo anunció el Ministerio brasileño de Exteriores en un lacónico comunicado. Lo segundo, el propio ex presidente en un vídeo difundido ayer por sus colaboradores, en el que anuncia su intención de volver lo antes posible a Ecuador para "luchar contra el presidente Alfredo Palacio", su sucesor. En su mensaje, Gutiérrez se declara víctima de un golpe de Estado organizado "por la oligarquía" a causa del apoyo que él prestaba "a los pobres". "No sólo me querían sacar del poder, también me querían matar".

Gutiérrez, ex coronel implicado en 2000 en una intentona golpista, había sido elegido en 2002 al frente de una plataforma de la izquierda populista. Su mandato terminó abruptamente el 20 de abril, cuando el Congreso lo destituyó en medio de violentas protestas.

La crisis se desató tras la reforma de la Corte Suprema de Justicia para ubicar a magistrados afines y facilitar el retorno de otro ex presidente, Abdalá Bucaram, destituido en 1997 por incapacidad mental y pendiente de un proceso por corrupción. El ex presidente necesitaba el apoyo parlamentario del partido de Bucaram y logró que los jueces anularan la orden de captura en su contra. El manoseo judicial sublevó a la oposición y a la opinión pública y arrastró a Gutiérrez, que fue sustituido por el vicepresidente, Alfredo Palacio.

La decisión de regresar a su país se produce tres días después de que varios grupos de derechos humanos anunciaran en Quito una demanda contra el ex presidente por 75 casos de supuesta violencia política.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS