Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El abogado de la viuda de Cogul pide una pena leve por revelar la corrupción

Acaba el juicio del 'caso Turismo' y en septiembre habrá sentencia

El abogado defensor de Carme Fargas, la viuda de Joan Cogul, reclamó ayer del tribunal de la Sección Décima de la Audiencia de Barcelona, que juzga el caso Turismo, que imponga una pena mínima a su clienta porque ha confesa que malversó fondos públicos y porque las declaraciones que ha realizado durante el juicio han servido para "destapar y desenmascarar un caso de corrupción".

En su informe final al tribunal, el abogado Jordi Pina reconoció errores en su actuación cuando Cogul, director del Consorcio de Turismo de Cataluña, se suicidó en Manila en diciembre de 2003 y se escondieron al juez instructor los detalles de la muerte y el hecho de que el cadáver se incinerase. Eso generó una sombra de duda sobre lo sucedido que aún persiste, admitió el abogado, pues durante el juicio las acusaciones han evitado dar a Cogul por muerto.

En otro momento, Pina, que pertenece al despacho de abogados de Pablo Molins, censuró la actuación del Departamento de Consumo, Comercio y Turismo de la Generalitat por negarse a pactar unas penas menores y evitar el juicio, y afirmó que, "aunque lo negarán", eso fue motivado por las declaraciones de Maragall sobre las comisiones del 3%. Con todo, Pina elogió que finalmente la Generalitat, "que es la víctima del delito", sólo reclame una pena de 19 meses de cárcel para su clienta, mientras que el abogado de ICV, "que es un socio del tripartito", solicita seis años. En el caso del fiscal, la petición es de dos años.

El abogado recordó que su clienta fue la primera en devolver, hace un año, el dinero que malversó, y que fue muy lejos en sus declaraciones al sugerir que los dirigentes de Unió presionaron a su marido para que desviara casi un millón de euros de las arcas públicas. "El tribunal ha de valorar su confesión y se ha explicado lo suficiente para que la entienda quien la quiera entender".

Otro de los abogados defensores, Cristóbal Martell, también pidió proporcionalidad a los jueces al imponer las penas y afirmó de forma ilustrativa: "No se puede juzgar esto como el asalto de un supermercado en Caracas", dijo. Otros abogados defensores coincidieron en que las acusaciones han querido "politizar" el juicio.

La vista oral se inició el 4 de abril y el juicio quedó anoche visto para sentencia; la decisión judicial se hará pública en septiembre. Fargas utilizó su último turno de palabra para leer la carta que le remitió el dirigente de UDC Josep Antoni Duran Lleida días después de suicidarse su marido, en la que admitía: "Os hemos condenado injustamente antes de hacerlo la justicia", refiriéndose tanto al partido como a la prensa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 8 de junio de 2005