Unas 2.000 personas se manifiestan en Orihuela contra el vertedero de Fenoll

Algunos vecinos creen que el incendio en el depósito fue intencionado

La muerte de un trabajador en un vertedero situado entre Orihuela y Abanilla (Murcia) ha reactivado las protestas vecinales contra la instalación, que explota el empresario Ángel Fenoll a través de firma Proambiente. La Murada, una pedanía de Orihuela de 3.000 habitantes donde está radicada una parte del vertedero, se echó ayer a la calle para protestar por la "falta de medidas de seguridad y control sanitario" del depósito de basuras.

A Fenoll, un empresario de Orihuela muy vinculado al PP, le llueven las protestas. Cientos de personas se manifestaron el sábado en Abanilla contra el vertedero de su empresa y unas 2.000 hicieron lo mismo ayer en La Murada. La protesta de ayer, a la que según los convocantes asistieron 3.000 personas, se convocó en solidaridad con la familia del trabajador fallecido y para rechazar que depositen allí un gran número de residuos "sin control sanitario". El nueve de mayo murió en ese vertedero un operario tras quedar atrapado por toneladas de escombros.

La manifestación, organizada por la Asociación Asojoven de Orihuela, transcurrió de forma pacífica y con total normalidad, desde la rotonda que va al cementerio hasta el final de la avenida de Lazy de la pedanía oriolana de La Murada. Durante el recorrido y en señal de protesta, los participantes llevaban mascarillas y máscaras antigás, así como distintas pancartas contra el vertedero.

En la protesta participaron varios concejales de los grupos de la oposición en Orihuela y algunos vecinos de Abanilla y Albatera. Al final de la manifestación, se leyó un comunicado, en el que los convocantes se preguntaron si el vertedero dispone de todos los permisos necesarios para ejercer el trabajo que allí se realiza. Además, criticaron el intenso humo que soportaron tras un incendio originado en el vertedero la pasada semana, así como la posible "falta de medidas de seguridad" y control sanitario, ya que, día a día, depositan gran número de residuos. Algunos de los manifestantes consideraron la posibilidad de que el incendio pudiese haber sido supuestamente provocado "para eliminar cualquier prueba que pudiese demostrar la existencia de falta de seguridad". El presidente en funciones del colectivo Asojoven, Alfredo Sigüenza, calificó a Efe de "éxito" la manifestación y afirmó que la finalidad es "luchar por la causa, porque nos están envenenando". "Lo del incendio fue el detonante para decidir llevar a cabo esta acción, puesto que ya hemos aguantado bastante", resaltó Sigüenza.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción