ACS aplaza la puesta en marcha de Xfera al verano del año 2006

El grupo negocia traspasar el control de la compañía de móviles

La compañía de telefonía móvil Xfera comenzará a prestar servicio antes del verano de 2006, seis años después de ganar la licencia de tercera generación, según aseguró ayer Florentino Pérez, presidente de la constructora ACS, principal accionista de Xfera. Pérez reconoció contactos con el grupo chino de telefonía Hutchison Whampoa y con el empresario mexicano Carlos Slim (dueño de América Móvil) para traspasarle el control de Xfera, que ha ocasionado a ACS pérdidas de 79 millones de euros en 2004.

Más información

"Tenemos la esperanza de que seguro que el año que viene, lo antes posible, y a poder ser antes del verano", aseguró Pérez, en relación a la esperada, y retrasada en varias ocasiones, puesta en marcha de Xfera, única operadora de telefonía móvil multimedia (UMTS) que aún no presta servicios en España, pese a las continuas presiones del Gobierno para que comience a operar. El Ejecutivo ha instado a Xfera a que presente un plan de negocio detallado este año. Desde que en marzo de 2000 le concedieron la licencia, Xfera se ha deshecho de su plantilla y no ha desplegado ni una sola antena.

"Nuestra voluntad es salir lo antes posible y nos gustaría salir con un socio de referencia, con un operador que tuviera más experiencia que nosotros", añadió Pérez en la conferencia de prensa posterior a la junta de accionistas de ACS, principal accionista de Xfera, con casi un 33% el capital. El resto de socios son Sonera (32%), FCC (7,5%), Abengoa (5,4%), Abertis (8,4%) y Alba (11,7%).

El también presidente del Real Madrid reconoció que están manteniendo contactos para traspasar el control del proyecto a un socio tecnológico, entre los que se baraja el empresario Carlos Slim o el operador chino Hutchison. Con la incorporación de este último ya se especuló en 2002, pero el grupo de Hong Kong negó entonces su interés.

La idea, según Pérez, es que ese socio tome el 50% del capital. No le costaría mucho, porque Vivendi vendió la suya por el precio simbólico de un euro, considerando que Xfera era un proyecto perdido.

Ahora bien, la inversión necesaria para el lanzamiento comercial requerirá una inversión colosal. Pérez indicó que esas grandes inversiones están a punto de materializarse. Los socios de Xfera han invertido hasta ahora, según ACS, 600 millones de euros. El plan de negocio establece que se invertirán 2.500 millones en 10 años. ACS, dijo Pérez, se mantendrá en el capital, aunque está dispuesto a reducir su participación hasta el 20%.

De momento, Xfera es un proyecto gravoso, y así lo reconoce el informe anual de ACS, que refleja un resultado extraordinario negativo de 79,3 millones en 2004 a cuenta del operador.

'Caso Urbanor'

Pérez manifestó su "respeto a todos los accionistas" de ACS, en referencia a los empresarios Alberto Cortina y Alberto Alcocer, los Albertos, segundos máximos accionistas (10,17%) de ACS y condenados por el caso Urbanor. El presidente de la constructora dijo que no se siente "incómodo" con la presencia de estos empresarios.

Por otra parte, ACS prevé aumentar su beneficio alrededor del 20% este año e invertir entre 1.000 y 1.200 millones, principalmente en concesiones y compra de empresas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0019, 19 de mayo de 2005.

Lo más visto en...

Top 50