Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Congreso declara probado que Irak no tenía armas de destrucción masiva

La Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso aprobó ayer una proposición no de ley que declara "probado más allá de toda duda razonable que, en marzo de 2003, Irak ni poseía, ni estaba en condiciones de poseer armas de destrucción masiva de naturaleza alguna". La proposición, presentada por el PSOE a modo de "homenaje" a las víctimas de una guerra "basada en la presunción" de la existencia de armas y el peligro que podrían suponer, fue aprobada por 23 votos a favor frente a los 15 del PP en contra.

Los socialistas trataron de conseguir que los populares apoyasen la proposición a cambio de la promesa de no volver a referirse al compromiso del Gobierno de José María Aznar con la guerra de Irak, pero sin éxito.

El portavoz socialista Rafael Estrella dijo que si el PP la aprobaba, su partido no volvería a "recordar en el debate político" ni la guerra de Irak, ni "las acciones y palabras del presidente" Aznar, ni las del actual presidente del PP, Mariano Rajoy. "Queremos dejar atrás esa etapa", aclaró. Estrella explicó que el objetivo de la proposición no de ley es constatar un hecho "hoy incuestionable" que "dominó y fue el elemento motriz de una guerra", como es la existencia de armas prohibidas. "Hoy sabemos que todo lo que se nos dijo era falso".

Por parte del PP intervino Gustavo de Arístegui, quien arguyó que la proposición se presentó con la intención "muy clara y manifiesta de desprestigiar e incluso mancillar el buen nombre del anterior presidente del Gobierno y el actual presidente del PP". Añadió que no le parece "legítimo que se intente usar" el Congreso "para que el PP certifique y acepte" que Aznar y Rajoy mentían "cuando no lo estaban haciendo".

Sí hubo en cambio unanimidad en la aprobación de otra proposición no de ley por la que se condena la violación de los derechos humanos en Irak por parte de las fuerzas estadounidenses, en particular en el centro de detención de Abu Ghraib (oeste de Bagdad). La propuesta del diputado del Bloque Nacionalista Galego Francisco Rodríguez fue apoyada por todos los grupos, tras incorporar las enmiendas presentadas por el PSOE y Convergència i Unió. El texto insta también al Ejecutivo a "colaborar en el esclarecimiento y exigencia de responsabilidad ante la Justicia de los casos de secuestros y tortura" de iraquíes y extranjeros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005