Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Banco de España revisa a la baja los ingresos por turismo para el nuevo PIB

El Estado ha incluido unas 200 sociedades nuevas en la contabilidad pública

La evolución del turismo en España ha sido peor en los últimos años de lo que hasta ahora reflejaban las estadísticas. El Banco de España está revisando las cifras porque, desde la introducción del euro en el año 2002, ya no se puede diferenciar lo que gastan los turistas europeos en España. Ésta es una de las modificaciones que se tendrán en cuenta para la revisión del PIB que hoy se hace pública. También influye la inclusión de unas 200 sociedades y organismos públicos, similares a la madrileña Mintra, en la contabilidad de las Administraciones públicas.

Las modificaciones que van a dar lugar a una nueva cifra de producto interior bruto (PIB) para España, que hoy presentará el Instituto Nacional de Estadística (INE), vienen impuestas por el aumento de la población y por la aplicación de la normativa europea. El impacto global será al alza, es decir, la economía española genera más riqueza de lo que se pensaba hasta ahora, en especial por el aumento de población inmigrante.

Pero hay algún aspecto que tira a la baja. En concreto, un sector tan importante para la economía española como el turismo ha aportado menos al crecimiento de lo reflejado por las estadísticas oficiales, según fuentes del INE. El Banco de España está revisando las cifras de ingresos y pagos por turismo a la baja, en especial, las efectuadas tras la entrada del euro.

Desde que empezó a circular la nueva moneda en enero de 2002 no hay forma de distinguir entre los ingresos y pagos que se hacen por turistas europeos o por nacionales. El Banco de España presentará el mes que viene las conclusiones de esa revisión.

Para un mejor cálculo se han tenido en cuenta las transacciones con tarjeta de crédito, que permiten situar el país de origen de su titular y se desprecian los pagos menores. El efecto en la revisión del PIB será a través del sector exterior, que presentará un balance más negativo.

En positivo actuará, por el contrario, la inclusión de unas 200 sociedades y organismos dentro del capítulo de gasto de las Administraciones Públicas. Al aumentar los organismos adscritos al sector público, se eleva la partida de consumo público y el conjunto de la demanda nacional.

La mayoría de estas 200 nuevas unidades son entes de nueva creación y que han quedado en estos últimos años fuera de la contabilidad del déficit. Es el ejemplo de la sociedad madrileña Mintra, encargada de financiar las infraestructuras del Metro de Madrid, que Eurostat ha obligado a incluir dentro del presupuesto de la Comunidad. La lista de nuevos organismos ya va incluida en las cuentas de 2004 enviadas a Bruselas en marzo de este año, según el INE.

Intermediación financiera

Otro aspecto que empuja al alza la demanda final es la inclusión dentro del PIB de una nueva partida denominada Servicios de Intermediación Financiera Medidos Indirectamente (SIFMI). Son los márgenes de intermediación que registran las entidades financieras por su actividad de tomar y prestar dinero. Su incorporación al nuevo PIB representó 5.395 millones de euros en 2004, según el INE.

El mayor impulso al crecimiento económico viene, como ya se ha anunciado, de la incorporación de inmigrantes. Aumenta la población y, en consecuencia, el empleo y el consumo que hacen los nuevos habitantes. Por ejemplo, se revisa al alza el capítulo de alquileres imputados, también como consecuencia del elevado precio de la vivienda, que aumenta la cantidad hipotética que un propietario recibiría si decidiera alquilar su piso. Igualmente, el gasto de las instituciones financieras sin fines de lucro se eleva por la proliferación de fundaciones.

El nuevo PIB también implicará un aumento de la contribución que España realiza al presupuesto de la Unión Europea. Lo confirmó ayer la presidenta de este organismo, Carmen Alcaide, en una comparecencia en el Congreso de los Diputados. La principal aportación a las cuentas comunitarias se realiza en función del PIB del país. Al elevarse su volumen, los pagos a Europa habrán de ser mayores.

Los nuevos datos del INE, referentes al periodo 2000- 2004, aumentarán alrededor de un 5% el volumen del PIB. También se revisarán, aunque menos, las tasas de crecimiento, que pueden resultar varias décimas más elevadas. "No habrá cambios importantes en términos de tasas", advirtió la responsable del INE. Alcaide acudió a la Comisión de Economía del Congreso para explicar el impacto de la nueva encuesta de población activa, el mejor termómetro del empleo en España, tras la inclusión de la población inmigrante.

La mayor riqueza de España, además, perjudicará su posición como receptora de fondos. "No va a mejorar nuestra posición; en todo caso la empeorará", señaló la presidenta del INE. No obstante, ese efecto se produciría aun sin haber crecido el volumen de PIB, pues con los datos anteriores la renta por habitante española ya resultaba más próxima a la media comunitaria.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 19 de mayo de 2005