Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UNED rinde homenaje al historiador Javier Tusell a los tres meses de su muerte

Colegas, familiares y amigos recordaron las facetas más relevantes de su vida y obra

No faltaron las anécdotas del Javier Tusell esposo, padre, catedrático y sobre todo amigo, en el acto organizado por el departamento de Historia Comparada de la UNED. Un homenaje donde se destacó el interés del fallecido historiador hacia otras disciplinas, sin que mermara su rigor investigador, su labor docente o su actividad política.

Para Borja de Riquer, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Autónoma de Barcelona, Javier Tusell era un "catalán que vivía en Madrid", y que se preocupó, "con el esfuerzo excepcional para un historiador no radicado en Cataluña", por entender, profundizar y propagar la complejidad de la causa catalana". Riquer señaló que Tusell era de los pocos políticos que se llamaba "demócrata cristiano pero a la vez antifranquista", y que abogaba por un "patriotismo de pluralidad". Tusell abandonó la Federación Popular Democrática en 1977 para ingresar en el Partido Demócrata Cristiano y después en la UCD. En 1979 fue elegido concejal de Madrid.

Por su parte, Juan Pablo Fusi, catedrático de Historia Contemporánea de la Universidad Complutense, recordó el interés temprano del Javier Tusell en el estudio de las ciencias sociales y el sistema democrático a través de un repaso de su extensa obra. Fusi hizo referencia al libro España, una angustia nacional (Espasa Calpe), del homenajeado, para recordar la coherencia entre la historia y la política del autor, que -según dijo- tenía una idea de España en la que "las nacionalidades del País Vasco, Cataluña y Galicia tenían una posición preferencial sobre el derecho a las autonomías".

La pasión del historiador por el arte la evocó Víctor Nieto, catedrático de Historia del Arte de la UNED: "El arte era para Tusell un instrumento para comprender la historia y para unir ideologías". Señaló la recuperación del Guernica, de Picasso, en 1981, como "la gestión y logro más importante" del fallecido, entonces al frente de la Dirección General de Patrimonio Artístico, Archivos y Museos (hoy Bellas Artes). La faceta más estrictamente universitaria estuvo a cargo de Enrique Cantera, decano de la Facultad de Geografía e Historia de la UNED, que recordó el "vitalismo contagioso" de Tusell.

Una entrevista de un Javier Tusell recuperado en el programa Cara a cara, de CNN Plus, y un tributo de admiración y cariño del director del departamento de Historia Contemporánea de la UNED, Julio Gil, a su compañero fallecido conmovieron a los asistentes al acto, en el que también se proyectaron diversas imágenes fotográficas de Javier Tusell en diferentes momentos de su vida.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de mayo de 2005