Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Investigadores sin derechos laborales

El Primero de Mayo nos recuerda cuánto ha cambiado el panorama laboral en los últimos tiempos. Muchos ciudadanos, en particular jóvenes que estamos empezando a trabajar tras salir de la universidad, consideramos que opositar y acceder a un empleo en la administración pública es una de las mejores opciones por las que podemos apostar.

Sin embargo, aún hoy perviven puestos de trabajo "legales" que ni siquiera alcanzan los derechos laborales mínimos, incuestionables incluso en la empresa privada: los que hemos optado por ser investigadores nos encontramos, durante los primeros años, con un compromiso laboral que nos obliga a trabajar a tiempo completo pero que nos niega la protección frente al desempleo, el derecho a la huelga o la asistencia sanitaria pública, por poner algunos ejemplos. Y eso a pesar de que la mayoría trabajamos en organismos públicos.

El Gobierno de Zapatero promulga la "regularización" de casi 700.000 inmigrantes, ¡bien por ello!, pero ya va siendo hora de que regularice, dándonos contratos laborales, a los más de 20.000 becarios que trabajamos en condiciones de infraempleo en el mundo de la investigación. ¿Quién se creerá, si no, que el I+D es una de sus áreas prioritarias de inversión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 16 de mayo de 2005