_
_
_
_
Reportaje:OFERTAS DE EMPLEO

La Administración quiere más 'telecos'

Desde 2002 crece la oferta pública de empleo para profesionales de las tecnologías de la información

La Administración pública, por ser un sector clave en el desarrollo de la sociedad de la información, es el más prometedor yacimiento de empleo para los titulados en ingeniería de telecomunicación, según un informe del colegio oficial que agrupa a estos profesionales. Otro dato destacable es el aumento de titulados que deciden trabajar por cuenta propia.

En la Administración local es donde más carencia hay de estos expertos. Sólo el 5% de estos titulados trabajan para los ayuntamientos

En noviembre del año pasado sólo había 181 ingenieros de telecomunicación trabajando para la Administración General del Estado. El dato resulta "chocante", en palabras de Adrián Nogales, secretario general del Colegio Oficial de Ingenieros de Telecomunicación (COIT), si se tiene en cuenta la importancia decisiva de este grupo profesional en el desarrollo, aún ineficiente en España, de la sociedad de la información.

"Si queremos progresar hacia la administración electrónica está claro que aún no nos estamos dotando de los expertos necesarios", señala Nogales, quien esta semana ha presentado en Madrid la encuesta Nuevos escenarios profesionales del ingeniero de telecomunicación, llevada a cabo entre los colegiados entre octubre y diciembre del año pasado.

"Se avanza lentamente en la oferta de empleo público para titulados en telecomunicaciones", explica el secretario general del COIT, "pero se nota que algo ha empezado a mejorar a partir de 2002". Desde ese año, la Administración General del Estado está sacando en torno a 30 plazas anuales para el sector TIC (tecnologías de la información y la comunicación), de las cuales el 80% son copadas por ingenieros en telecomunicación.

Donde se aprecia más la carencia de este tipo de expertos es en la administración local, con sólo un 5% de todos los titulados de esta rama que trabajan en las administraciones públicas. El resto se reparte entre el ámbito autonómico (26,1%), la administración del Estado (20,9%) y la Universidad, que acapara el 47,4%.

"Las cifras de los Ayuntamientos son muy bajas si analizamos su papel determinante como responsables del despliegue de las redes de cable o de las redes UMTS

[las que permiten el uso rápido de Internet en los teléfonos móviles]", se lamenta Adrián Nogales, quien expresa su convencimiento de que se trata de un yacimiento de empleo con largo recorrido en el futuro, previa concienciación de las autoridades locales. Como ejemplos positivos en los últimos años, cita el esfuerzo de dotación de empleos para expertos en telecomunicaciones realizado por las administraciones autonómicas de Galicia, Andalucía, Murcia y Canarias.

Profesionales autónomos

De los datos de la encuesta, contestada por el 40% de los 13.000 colegiados al COIT (un 55% de los titulados en centros españoles), se desprende que el porcentaje de ocupados en las diferentes administraciones, incluyendo a quienes trabajan en la universidad, es del 14,2% sobre el conjunto de todos los titulados en telecomunicación. Entre quienes no optan por la función pública, se destaca otro rasgo importante en los últimos dos años: el aumento de quienes se convierten en profesionales autónomos.

El porcentaje de trabajadores por cuenta propia ha pasado del 7% en 2002 al 10,4% en la actualidad. "Esos tres puntos de incremento pueden parecer pocos vistoso desde fuera, pero si analizamos la evolución histórica de una profesión muy habituada a trabajar por cuenta ajena, el dato indica que estamos ante un cambio importante", subraya Enrique Gutiérrez, decano del COIT. Para remarcarlo se apoya en el dato de que, en el año 1996, el porcentaje de autónomos entre los ingenieros de telecomunicación era sólo del 3% del total de la población activa de este colectivo.

"El crecimiento de la profesión va por aquí", apostilla el secretario general del colegio profesional. La demostración de que el ejercicio libre de la profesión es una práctica bastante novedosa lo confirma el hecho de que el 55% de quienes han tomado ese camino lleva en él tres años o menos.

Para Enrique Gutiérrez esta "tendencia creciente" es además una demostración de que los titulados en telecos van perdiendo el miedo a enfrentarse con la gestión empresarial. El colectivo lleva años demandando que la carrera incluya enseñanzas específicas. El porcentaje de gabinetes de telecomunicaciones ha crecido un 5% en relación a 2002 sobre el total de empleados por cuenta propia de esta modalidad de ingeniería.

Estudiantes en la Escuela Superior de Telecomunicaciones.
Estudiantes en la Escuela Superior de Telecomunicaciones.SANTI BURGOS

Pleno empleo, pero más precario

La encuesta destaca asimismo que el 91,2% de los ingenieros de telecomunicación está ocupado, lo que técnicamente

[tenien-do en cuenta que el estudio reserva un 3,6% a jubilados y prejubilados], es casi "pleno empleo", según Enrique Gutiérrez. Como él mismo resalta, tras varios años de "constipado" para la profesión, "el sector está sacando la cabeza". Junto con el buen dato del bajo número de desempleados, tres puntos menos que en 2002, asoma una pequeña nube negra: el aumento de la temporalidad. En la actualidad, el 14,1% de los contratos son temporales, a lo que hay que sumar los contratos en prácticas (5,2%). Esto supone una pérdida de un 7,5% de los contratos indefinidos en tres años.

En relación a la búsqueda del primer empleo, las colocaciones se producen con más rapidez que hace dos años. Del 5,2% de parados, el 1,8% son recién titulados en busca de su primer contrato. Otro dato destacable es que, desde 1991, el número de mujeres en el sector ha subido un 10%. Por último, de 2002 a 2004, la profesión ha rejuvenecido una media de 1,6 años. El 50% es menor de 34 años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_