La policía vigilará el saneamiento de Málaga para controlar vertidos

Agentes de la policía ampliarán su labor de vigilancia del subsuelo con la detección, prevención y corrección de posibles vertidos contaminantes a la red de saneamiento de Málaga, gracias a un acuerdo de colaboración pionero en España firmado entre la Junta de Andalucía y el Cuerpo Nacional de Policía.

Desde ahora, la unidad especializada de subsuelo, que limitaba su trabajo a la prevención antiterrorista y delitos contra la propiedad, intercambiará información con la Consejería de Medio Ambiente para prevenir y luchar contra la delincuencia ecológica.

Con la firma de este acuerdo, presentado hoy en rueda de prensa por el delegado de Medio Ambiente, Ignacio Trillo, se ha creado un protocolo de actuación con el que la Junta y la policía "intercambiarán información y equipos materiales y humanos".

La Consejería de Medio Ambiente sólo tenía constancia de los vertidos cuando estos llegaban a la superficie o al mar y ahora se podrá actuar "de inmediato" y desde el origen de los mismos aunque estén ocultos en el subsuelo, declaró Trillo.

El acuerdo tiene carácter provincial y sólo en la capital vigilará 70 kilómetros lineales de alcantarillas donde se entremezclan pluviales, colectores y saneamientos.

El Cuerpo Nacional de Policía ya cuenta con una primera promoción de 16 agentes especializados en el subsuelo que han recibido un curso formativo sobre temas medioambientales.

Manuel Collado, comisario de la unidad de seguridad ciudadana, a la que está adscrita la de subsuelo, señaló que a partir de ahora dentro de los programas diarios y semanales de inspección de suelo se incluirán los puntos de interés de la consejería.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 06 de mayo de 2005.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50