Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Futuro centro municipal de flamenco

Durante años, la vida cultural de Córdoba tuvo como uno de sus ejes a la Posada del Potro. Allí se organizan exposiciones itinerantes, además de mostrarse algunos de los rasgos típicos de las fondas del Siglo de Oro español. Pero el Ayuntamiento de Córdoba quiere relanzar este monumento.

El primer teniente de alcalde del Consistorio, Andrés Ocaña, dijo ayer que, en unos meses, comenzará el proyecto para instalar en la posada el Centro Municipal de Flamenco. En principio, desde el área de Cultura del Ayuntamiento se había fijado en el mes de abril la fecha para comenzar las obras de remodelación, pero parece que se van a retrasar.

Según detalló Ocaña ayer, en el edificio se acondicionará una sala de exposiciones permanente y otra para muestras temporales. Se preparará también una fonoteca y una videoteca, además de un "amplio" salón de actos. Uno de los objetivos es que en la posada se organicen talleres con carácter didáctico. El edificio se reservará íntegramente para las exposiciones y actividades relacionadas con el flamenco.

Para Ocaña, la Posada del Potro es una de "las señas de identidad" de la cultura cordobesa y, además, es el "único vestigio que queda de los alojamientos de la Edad Media".

Su historia y leyenda es lo que se ha buscado retratar en la exposición que se inauguró ayer. Seis elaboradas maquetas recrean diferentes escenas de la vida cotidiana en la posada durante sus seis siglos de historia. Además, a través de unos paneles bilingües, en español e inglés, el visitante puede adentrarse un poco más en las leyendas y referencias literarias. El Ayuntamiento pretende con esta muestra, que permanecerá a la entrada del edificio, incrementar el número de visitantes del monumento que el año pasado rondó los 110.000, según los cálculos municipales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de abril de 2005