Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE exige a Aguirre que se pronuncie sobre el 'caso Majadahonda'

Porta cree que la declaración de los ediles del PP vincula a la presidenta

Las declaraciones de José Luis Peñas y Juan José Moreno, los ediles del PP díscolos de Majadahonda, sobre las presuntas irregularidades urbanísticas cometidas en el municipio, que entregaron el jueves por escrito en el Ayuntamiento, han provocado que el PSOE exija aclaraciones a Esperanza Aguirre, presidenta del PP. Ruth Porta, portavoz adjunta del PSOE, afirma que no se está hablando de afirmaciones hechas en una reunión interna, sino de una implicación directa de Aguirre.

Porta pide también a Aguirre la dimisión del alcalde de Majadahonda. Los socialistas indican que la presidenta de la Comunidad apoyó y designó directamente a De Foxá para suceder al anterior alcalde, Guillermo Ortega. Por este motivo está obligada a pedir su dimisión, dice Porta. La portavoz socialista recuerda también que el regidor majariego ya tiene una solicitud de imputación penal, y que además está siendo acusado por testigos directos de la comisión de graves delitos, por lo que no puede seguir al frente de un Ayuntamiento.

El alcalde De Foxá califica las declaraciones de los ediles de su grupo de "falsedades y calumnias". "Lo único que se pretende con el escrito es dar oxígeno a la mentira socialista, ya desmontada por los trabajos de la comisión", puntualiza De Foxá. Tras estudiar el documento presentado por Peñas y Moreno, el regidor ha enviado un comunicado al Comité de Conflictos del Partido en el que expone la actuación de los concejales en los dos últimos meses. "Es el partido quien tiene la competencia para decidir si se les abre un expediente o no", concluye.

La comisión de investigación, formada por ediles del PP, PSOE, CDS e IU, les había llamado a declarar en dos ocasiones, pero los dos ediles no se presentaron y pidieron la comparecencia por escrito. La comisión concluyó que era más eficaz, con el fin de esclarecer los hechos, que la declaración se realizara en persona.

En el escrito, los ediles díscolos afirman que Aguirre, Ignacio González, vicepresidente primero, y Francisco Granados, secretario general del PP madrileño, conocieron puntualmente el desarrollo de la crisis del PP de Majadahonda. Dicen que tanto el anterior alcalde, Guillermo Ortega, como el actual mantuvieron informados al PP regional. Además, acusan a Aguirre de haber destruido un informe elaborado por indicación suya, en el que se daba cuenta de la forma de actuar en la empresa municipal del suelo Pammasa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 23 de abril de 2005