Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Real Sociedad rebaja las dimensiones y el coste del Gipuzkoarena

La Real Sociedad ha entregado al Ayuntamiento de San Sebastián un proyecto reformado del Gipuzkoarena (su nuevo estadio) que rebaja sus pretensiones iniciales de ampliar el complejo de Anoeta. Los cambios incorporados consisten, básicamente, en reducir la altura de las cuatro torres sitas en los extremos del campo de fútbol y en una menor ocupación del espacio público en todo el perímetro del recinto deportivo.

La presentación del nuevo proyecto, que la Real ha hecho público en el último número de su revista oficial, llega siete meses después de que el consistorio reclamara, a finales de agosto pasado, un replanteamiento del Gipuzkoarena por ser una operación "sobredimensionada". El alcalde, Odón Elorza, exigió a la Real una reducción del 40% del volumen edificatorio y que justificara la necesidad de transformar el actual estadio en un campo de fútbol sin pistas de atletismo y con 10.000 nuevas localidades.

La Real considera que los cambios introducidos satisfacen las exigencias del Ayuntamiento.El Gipuzkoarena retocado incluye la construcción de cuatro torres de 11 pisos de altura cada una, mientras que en el proyecto inicial figuraban tres torres de 12 pisos y otra de 17 destinada a hotel. La Real renuncia a ubicar un hotel en uno de los edificios y se compromete a restringir todos los usos a espacios administrativos y deportivos. También ha reconsiderado las dimensiones del estadio, al ocupar menos espacio público. El recinto será cuatro metros más estrecho en todo su perímetro. Así, se pasa de una superficie útil de 45.964 metros cuadrados en el proyecto original a 38.500 metros cuadrados en el reformado.

Con estos cambios, el coste del estadio se eleva a 84 millones de euros, frente a los 102 millones iniciales. Según un estudio de viabilidad económico-financiero, elaborado por la consultora KPMG, la ampliación puede financiarse con los rendimientos obtenidos a través de la comercialización o la concesión a terceros de los nuevos usos que se generen en el recinto. El estudio propone ofertar la mitad de los espacios en alquiler y ceder el resto por un periodo de 50 años.

La Real ha presentado otro estudio de la empresa Ikerfel que analiza sus posibilidades de captar nuevos abonados, lo que justificaría la ampliación de las 32.000 localidades actuales. Según este informe, el club tiene un potencial de crecimiento de 19.500 abonados.

Los actuales dirigentes de la Real han presentado el nuevo Gipuzkoarena a tres meses de la celebración de las elecciones a su Consejo de Administración, previstas para el próximo junio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2005