Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ararteko pide que se mejore la atención sanitaria a los inmigrantes

El titular del Ararteko, Iñigo Lamarca, ha reclamdo al Departamento de Sanidad la provisión de más medios y formación especial para los profesionales sanitarios con el fin de atender correctamente a la población inmigrante que reside en Euskadi. Lamarca subraya como uno de los déficits la ausencia de un servicio de intérpretes para los inmigrantes que desconocen el castellano.

Lamarca plantea esta necesidad dentro del capítulo de recomendaciones de su último informe anual, correspondiente a 2004, tras analizar la respuesta que el Gobierno vasco da a las demandas de salud de los inmigrantes y, más concretamente, a las de aquéllos que carecen del derecho a la libre circulación entre los estados de la UE, informa Vasco Press.

El informe constata que Euskadi dejó hace años de ser emisora de emigración para convertirse en receptora de inmigrantes y sostiene que la Sanidad vasca no está acompañando este proceso con la puesta en marcha de los recursos necesarios para facilitar una correcta atención sanitaria a este colectivo de ciudadanos. "Estamos ante una situación con nuevas necesidades y su atención demanda más recursos", argumenta.El Ararteko parte de la asunción de que el derecho a la salud, ligado al acceso a las prestaciones sanitarias, constituye un derecho humano fundamental que debe aplicarse a todas las categorías de población. Subraya que existen datos que aconsejan eliminar las barreras que pueden impedir a los inmigrantes acceder a la Sanidad pública.

Lamarca menciona que determinadas enfermedades infecciosas, como la tuberculosis o la hepatitis A, tienen mayor prevalencia entre la población inmigrante y la conveniencia de que su diagnóstico y tratamiento sea necesario para impedir que se extiendan entre la población.

El informe señala que la legislación estatal sobre inmigración distingue entre extranjeros empadronados y no empadronados, y limita la atención sanitaria de éstos últimos a los casos de urgencia por enfermedades graves o accidentes. Considera un problema el hecho de que el Plan vasco de Inmigración no aclare si la Sanidad aplicará en Euskadi esta distinción o igualará la atención de empadronados y no empadronados. El Ararteko aboga por dicha equiparación y considera igualmente necesario el desarrollo de estrategias informativas por parte de la Administración autonómica que permitan dar a conocer a los inmigrantes que residen en Euskadi la manera de acceder a la tarjeta sanitaria individual y, posteriormente, la forma de disfrutar de los diferentes servicios que ofrece Osakidetza.

Para Lamarca, Osakidetza debe adaptar sus recursos a las necesidades que plantean los inmigrantes. Apunta como dos déficits la formación de los profesionales para atender adecuadamente a este colectivo y el establecimiento de herramientas que permitan superar las barreras lingüísticas que tienen algunos extranjeros para acceder a los servicios sanitarios. Así, indica que el Plan de Inmigración no establece directriz alguna sobre la puesta a disposición de los inmigrantes de intérpretes cuando acuden a un hospital, a diferencia de lo que ocurre, por ejemplo, cuando van a los tribunales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 18 de abril de 2005