Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP plantea que la Junta haga un control previo de las licencias de obra

El portavoz de Infraestructuras del PP en el Parlamento andaluz, Jorge Ramos, exigió ayer a la Junta nuevas actuaciones en materia urbanística ante "el desorden, el caos y la corrupción" generalizados, más allá del caso de las facturas falsas en el Ayuntamiento de Sevilla por obras que no se realizaron o del blanqueo de capitales en Marbella (Málaga). Ramos planteó que se ponga en marcha ya el cuerpo de fiscales especializados en urbanismo (la Junta y la Fiscalía ya se comprometieron a crear este cuerpo) y mostró su apoyo a algunas iniciativas anunciadas por el Ejecutivo andaluz, como la creación de inspectores urbanísticos o que la Administración autonómica asuma las competencias en materia de urbanismo de los ayuntamientos cuando se incumpla la legalidad. Pero el dirigente del PP cree necesarios nuevas medidas, entre ellas el control previo de las licencias urbanísticas que dan los municipios.

"La Junta no puede escurrir el bulto porque el ejercicio del respeto y la observancia de la legalidad urbanística es competencia plena de la autonomía". En su opinión, el Gobierno andaluz se ha convertido en un "coladero" de recalificaciones urbanísticas. Entre las nuevas medidas reclamadas por Ramos destacan la culminación del Plan de ordenación del territorio de Andalucía, que la administración autonómica ejerza competencias en materia de fiscalización previa de las licencias municipales de obras para garantizar que se adecuan a la legalidad vigente, establecer una representación parlamentaria en las comisiones provinciales de ordenación del territorio y que se cree en la Cámara autonómica un grupo de trabajo que plantee medidas de corrección para abordar el "caos urbanístico". De igual manera, el PP aboga por agilizar más los recursos de la justicia andaluza, compatibilizándolos con los propios del Gobierno andaluz.

Infraestructuras

Ramos también habló del Plan Estratégico de Infraestructuras diseñado por el Ministerio de Fomento, al que la Junta de Andalucía acaba de presentar alegaciones pactadas con los agentes sociales. El dirigente popular aseguró que el plan "pone en riesgo el salto cualitativo que se dio a partir de 1996 en materia de infraestructuras en Andalucía para resolver el déficit histórico que secularmente" ha sufrido la comunidad en este terreno.

Ramos mantuvo que el plan de Fomento es "hueco, vacío y no asume compromisos con Andalucía" ni desde el punto de vista de las infraestructuras a realizar y el plazo ni de su financiación. De igual manera, anunció que en el Pleno del Parlamento de la próxima semana pedirá a la consejera de Obras Pública, Concepción Gutiérrez, que exiga a Fomento que priorice algunas obras. Según Ramos, en 2010 deberían estar acabadas todas las conexiones ferroviarias de alta velocidad entre Madrid y las capitales andaluzas, además de dos nuevos aeropuertos en el Campo de Gibraltar y Huelva.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de abril de 2005